El apio, las alcachofas y las hierbas, en especial el orégano mexicano, contienen apigenina y luteolina, flavonoides que matan las células cancerígenas pancreáticas humanas en el laboratorio inhibiendo una enzima importante, según dos nuevos estudios de la Universidad de Illinois.

Fuente: medicalxpress.com