Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Parte I: Coen Bos, jefe de operaciones de Fyffes, habla con FreshPlaza

"Fyfes: "No descartaría que creciéramos entre un 70 y 80% en los próximos siete años"

Con ventas europeas de alrededor de 45 millones de cajas al año, Fyffes es actualmente el mayor proveedor de bananas en Europa. Esta semana, FreshPlaza publicará una serie de artículos extraídos de una entrevista con Coen Bos, jefe de operaciones de Fyffes, en la que habla abiertamente sobre los desarrollos más importantes del mercado, las oportunidades y los peligros, los nuevos mercados y el futuro de la empresa, que logró una facturación de mil millones de euros el año pasado. "No descartaría que creciéramos entre un 70 y 80% en los próximos años".

Parte I

¿Podría hacernos una breve descripción de la empresa Fyffes?
"Fyffes es un productor, importador y distribuidor líder de bananas, piñas y melones. Además de la producción, también nos ocupamos de la compra, el envío, la maduración, la comercialización y la distribución. La empresa cuenta con oficinas en Europa, los Estados Unidos, Centroamérica, Sudamérica y ahora en China. La oficina central se encuentra en Irlanda. Los orígenes de la empresa se remontan a 1880. Con el paso del tiempo, la empresa ha atravesado importantes cambios y se ha convertido en una multinacional".
 
¿Cuál es la posición de Fyffes en Europa respecto de otros productores de bananas como Chiquita, Dole y Del Monte? 
"Si nos fijamos en la cuota de mercado en Europa, en estos momentos Fyffes es el mayor [productor] en el ámbito de las bananas. Después está, creo, Chiquita, seguido de Dole y Del Monte. Chiquita ha perdido mucha cuota de mercado en los últimos años, sobre todo en Europa. Pero también en América. La gerencia actual parece estar centrándose de nuevo más en las bananas, lo que podría llevar a una mejora de la cuota de mercado. Del Monte es una empresa bastante estable y está claro que sigue su propio curso totalmente integrado. El punto fuerte de esta empresa probablemente siga siendo el negocio de la piña, lo que la convierte en eficiente. Nuestro punto fuerte es probable que sea el tamaño de la escala en Europa, además de una organización bastante uniforme que puede dar respuesta a varios acontecimientos de forma rápida. También creo que trabajamos con unos gastos generales relativamente bajos en comparación con otros equipos".

¿Cómo se organiza el transporte? 
"Antes lo enviábamos todo con nuestros buques chárter, pero hace algunos años cambiamos por completo nuestros envíos. Continuamos con los cuatro buques frigoríficos más grandes, que navegan de forma muy eficiente y pueden transportar en torno a 9000 palés. También tenemos un contrato con Maersk, que llega a los puertos en los que nosotros no podemos entrar con nuestros grandes buques. Descargamos nuestros buques en Amberes y Portsmouth y los cargamos en dos puertos de Colombia. Maersk recoge nuestra mercancía en Belice, Costa Rica, Santa Marta y Ecuador y la lleva a varios destinos en Europa.

El mercado de la banana antes estaba controlado por el comercio semanal. Se podía ganar o perder una gran cantidad de dinero. Hoy en día hay mucho trabajo bajo contrato. ¿Siguen siendo una empresa comercial o se han convertido más bien en un proveedor de servicios?
"Creo que ahora somos más proveedores de servicios que antes. Mientras que antes los precios y las cantidades se fijaban cada semana, ahora se trabaja más mediante contratos fijos, con precios y volúmenes garantizados durante todo el año. Este cambio empezó en Inglaterra y, como se observa, se está expandiendo a todo Europa. Debido al incremento de las ventas a través del sector minorista, el segmento en el que se siguen negociando por semanas los precios y las cantidades es cada vez menor. Se está dirigiendo hacia Europa del Este y los países del Mediterráneo, donde el libre comercio sigue superando al menudeo. Es el caso de un país como España, donde el menudeo supone quizá el 30% del consumo de bananas, mientras que aquí es casi del 70%. Esto significa que allí sigue habiendo relativamente mucha actividad de negociación.

Creo que en Alemania hay mucha gente que todavía se fija en el precio de Aldi. Aldi también está trabajando más con acuerdos de precios a largo plazo, así que el 'efecto semana' ha disminuido un poco".


 
¿Es cierto que el la actividad comercial auténtica está desapareciendo poco a poco?
Sí, la venta de bananas antes era mucho más animada. Todo el mundo dejaba que las cosas fluyeran. No estoy seguro de si ahora es más divertido o no. Es más eficiente si sabes lo que estás vendiendo. Significa que puedes acordar contratos más eficientes con los productores y las navieras. Creo que al final es bueno para todos".

¿Les ha afectado que las empresas tengan más fácil acceder a los contenedores?
Nos hemos visto afectados por las empresas que acceden a los contenedores por su cuenta. Pero creo que hay menos especulación a causa del aumento de los precios debido a que los envíos son más caros y los precios de las bananas en sus países de origen han subido. El sector minorista quiere más seguridad. El número de jugadores que encargan uno o dos contenedores ha disminuido muchísimo. Los márgenes para las bananas también son muy reducidos y todo debe financiarse de antemano. No es tan sencillo con la actual crisis".
 
Hoy en día hay supermercados que realizan ellos mismos el proceso de maduración. ¿Es esa la tendencia? 
"Un pequeño porcentaje de supermercados en Europa llevan a cabo ellos mismos el proceso de maduración. Se trata de una decisión estratégica de determinada cadena. También hay cadenas que (en parte) compran sus bananas por su cuenta y después las maduran y distribuyen a terceros. No creo que madurar la fruta ellos mismos sea una tendencia, en parte porque hay buenos maduradores en el mercado que suelen trabajar de forma muy eficiente. Los márgenes de maduración y distribución también son bajos, aunque las inversiones suelen ser cuantiosas. Los minoristas tienden a querer estar más cerca de la producción y tener contacto con los productores. Esto no siempre es fácil, porque los minoristas, sobre todo en Inglaterra trabajan con envases muy diferentes. A menudo distribuimos estos envases específicos a docenas de productores para asegurarnos de que hay suficientes para el suministro semanal al minorista. Como el minorista suele necesitar una cantidad fija semanal y la producción de un agricultor fluctúa en función de las condiciones meteorológicas, el agricultor suele tener excedentes de fruta cuando su producción está en su punto máximo. Esto significa que tienen que vender a un precio relativamente bajo. Debido a que tanto productores como minoristas siguen queriendo tener una comunicación más o menos directa, solemos buscar métodos que faciliten esto y que garanticen el suministro al minorista al mismo tiempo, además de comprar los volúmenes máximos del agricultor".

¿A los supermercados les resulta sencillo organizar el envasado por sí solos? 
"Sigue siendo difícil, sobre todo para los minoristas que quieren más de un envase. En la práctica, suele haber demasiado o suele faltar de uno de los envases. Esto le causa problemas al minorista". 

cbos@fyffes.com

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor