Los productores de arándanos aseguran que están entusiasmados con esta temporada, que podría ser de gran bonanza para los arándanos, puesto que las condiciones de crecimiento durante la primavera han sido excelentes, con el equilibrio justo de sol y lluvia.

El presidente de Blueberries New Zealand, Dan Peach, afirma que ha estado recibiendo informes de los productores de todo el país comunicando que esperan una cosecha abundante.

Peach matiza que es todavía demasiado pronto como para predecir de forma precisa el volumen de la cosecha de este año. La temporada pasada, el sector creció en 1.800 toneladas de arándanos.

La recogida de la cosecha ya está en marcha en el norte de Isla Norte e irá avanzando hacia el sur durante los próximos seis meses.

Fuente: radionz.co.nz