Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Las importaciones de tomate italiano saturan el mercado australiano

Un informe publicado el viernes pasado por la Comisión Antidumping australiana revela que varias líneas de tomates procesados de Italia han llegado a las costas de Australia a precios de dumping, lo que perjudica a la industria procesadora de tomates de este país.

El informe se realizó en respuesta a la solicitud hecha por SPC Ardmona, que afirmaba que su negocio se había visto perjudicado por la caída de los precios, el descenso de la rentabilidad y el menor volumen de ventas como resultado de la exportación de tomates italianos a Australia a márgenes que constituyen dumping.

“Este informe subraya la necesidad de poner en marcha acciones para anticiparse al dumping, en lugar de tomar acciones una vez la industria ya ha sufrido daños", dice el portavoz de Ausveg, Hugh Gurney.

“El dumping de productos producidos a bajos costes, en su mayoría procedentes de países europeos, donde existen varios mecanismos de apoyo gubernamental, es desenfrenado en la industria procesadora de tomates y patatas, y, en consecuencia, causa daños a los procesadores y productores australianos", añade Gurney.

“El cierre de la planta procesadora de patatas McCain en Penola el mes pasado es el último de una serie de cierres de plantas procesadoras de hortalizas en el país en los últimos dos años, en gran medida debido a la avalancha de productos congelados importados que llegan a Australia", asevera Gurney.

Anteriormente este mismo año, el director general de SPC Ardmona, Peter Kelly, solicitó medidas protectoras de emergencia a raíz de las preocupaciones por los daños y perjuicios que podría sufrir la industria hortícola local.

“Las conclusiones de este informe justifican la solicitud de Kelly, pues la industria hortícola está soportando una increíble presión a causa de los alimentos extranjeros de dumping, y sin esto no se remedia, nuestro país se encontrará sin negocios locales que produzcan o procesen nuestros propios alimentos” añade Gurney.

“Las leyes de dumping deben ser preventivas para evitar que la industria australiana sufra daños y perjuicios, como se desprende del informe. Si no se toman cartas en el asunto, grandes empresas australianas como SPC Ardmona podrían seguir el camino de Rosella, la emblemática marca australiana de sopas y salsas que cerró sus puertas este año", concluye Gurney.

Más información:
Hugh Gurney
Ausveg
Tel.: +61 (03) 9882 0277
Móvil: +61 0410 047 432
Correo e.: hugh.gurney@ausveg.com.au

 




Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor