La virescencia de los cítricos sigue causando baja productividad en Florida

La virescencia de los cítricos está afectando a la producción y es la causa de la decadencia del sector. “Este año hemos tenido la cosecha más pequeña desde la temporada 1988-89”, explica David Brocksmith, de Seald Sweet International, “aunque el cultivo de naranjas de Florida se estimó en 108 millones de cajones en el campo, lo que suponía un aumento con respecto al año pasado”.

Durante los últimos tres años, la industria citrícola ha estado en constante declive, como se predijo hace diez años cuando se descubrió la virescencia de los cítricos. Cada una de las principales exportaciones de cítricos de Florida sigue experimentando un descenso en su producción. El año pasado se previó que se recolectarían 120 millones de cajones de naranjas en toda Florida, pero la cosecha actual suma un total de 104 millones.

Los pomelos han sufrido un descenso ligeramente menor al pasar de 15,5 millones a 15 millones. Hay una gran demanda de pomelos a principios de la temporada de los cítricos de Florida, así como un vacío de ventas entre el cierre de la temporada de los cítricos de California y el comienzo de la de Florida. Las mandarinas también han experimentado un descenso de 250.000 a 208.000. “Los árboles dan buen resultado si mantienen su fruta, pero la enfermedad hace que la tiren al suelo, lo que las convierte en no comercializables”.

Mientras que, en general, las producciones han bajado, los precios de los cítricos están aumentando. El coste medio por un cajón de naranjas de 18 kilos era de 14 dólares el año pasado, en comparación con los 16 dólares de este año. El coste medio de producir y mantener 1 acre (0,4 hectáreas) también ha aumentado de los 800-1000 dólares a los casi 2.300-2.500 dólares. La superficie de cultivo sigue bajando debido a la virescencia. “Estamos preocupados por cómo va a afectar a la industria de los cítricos de Florida. Ahora mismo se está pagando más dinero por menos naranjas y estamos buscando un modo de corregirlo”.

La producción de cítricos de Florida depende de encontrar un modo de cultivar árboles sanos y evitar la pérdida por la virescencia. “Algunos productores fumigan cada dos semanas, cuando hace diez años hubieran fumigado de cuatro a seis veces en toda la temporada”.

Los productores también se están centrando en métodos menos convencionales, más naturales, como los programas nutricionales. “Los productores utilizan todo lo que pueden para mitigar esta enfermedad”, explica Brocksmith, “pesticidas, herbicidas, pero lo que realmente está ayudando es todo el tiempo que pasan ocupándose de los árboles”.

Para poder controlar la enfermedad y evitar que ataque a nuevos árboles, los productores están utilizando termoterapia. Este método consiste en instalar una tienda alrededor del árbol y aumentar la temperatura en el interior a unos determinados grados que matan la enfermedad. Después de que el árbol se ha desinfectado correctamente, se planta en un terreno. “Algunos productores utilizan energía solar para calentar los árboles y generadores para crear gases para ayudar a las plantas. La enfermedad es muy resistente tanto a los planes inmediatos como a los de largo plazo”, asegura Brocksmith, “los productores están invirtiendo millones para investigar una cura y tratar de mantener sus árboles vivos mientras tanto”.

Los cítricos de Florida también se están viendo dañados por la falta de inversores o de nuevos productores. “Nadie quiere jugársela con un árbol que puede que no siga vivo dentro de seis o siete años”, explica Brocksmith. “Si no se hace nada, la industria seguirá contrayéndose”.



Más información:
David Brocksmith
Seald Sweet
Tel.: (772) 569-2244
Fax: (772) 562-9038
www.sealdsweet.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor