Enormes diferencias de precios en Sudamérica

Mejores precios para la patata española gracias a la exportación

Las patatas se cultivan y consumen en todo el mundo. En las próximas semanas, la temporada en el hemisferio norte alcanzará su pico. El norte de Europa y Norteamérica van a alcanzar su producción máxima. En Europa, las previsiones son cautelosamente optimistas. En los Estados Unidos, hay más volumen almacenado que el año pasado. En torno al Mediterráneo, están finalizando las temporadas de las primeras patatas tempranas. Chipre ha tenido una buena temporada con menores volúmenes, pero con buenos precios. Egipto ha tenido un comienzo difícil y la temporada turca se ha retrasado. En Italia, la producción está destinada principalmente al mercado interno. En Sudamérica, existen diferencias enormes entre los precios de las patatas. Los exportadores indios se enfrentan a una demanda creciente de los países árabes con el comienzo del Ramadán.



Europa
Aunque todavía es demasiado pronto para hacer ninguna afirmación concreta sobre la nueva temporada de la patata que empezará en las próximas semanas, ya hay indicios cautelosamente optimistas en los Países Bajos y Bélgica. Según las cifras de NEPG (Productores de Patatas del Norte y Oeste de Europa)North-Western European Potato Growers), la superficie en los países noroccidentales está disminuyendo alrededor de un 2,5% hasta una producción total de 530.000 hectáreas. A partir de la media de cinco años de 47,2 toneladas por hectárea, en combinación con la superficie total, la producción asciende a 25,2 millones de hectáreas. Eso supone un 11,6% menos que el año pasado. En las subregiones, la temporada va un poco por detrás de su avance normal.

La temporada belga empieza más tarde
La temporada belga de la patata comienza más tarde de lo habitual este año. Debido a una primavera fría y más seca, la cosecha no comenzará hasta mediados de julio. Hasta entonces, tienen demanda las patatas importadas del sur de Europa, que cotizan a entre 50 y 60 céntimos. Los supermercados belgas solo ofrecen patatas de nueva cosecha.

La temporada 2014 ha sido difícil en los Países Bajos, pero el optimismo va acompañado de cautela
La temporada vieja de la patata ha sido particularmente mala durante mucho tiempo, lo que dio como resultado precios muy bajos para la cosecha de 2014. Eso cambió el mes pasado cuando, de pronto, aumentó la demanda en Europa del Este y la exportación a África debido al Ramadán. La demanda de la industria transformadora también aumentó. Las fábricas funcionaron a máxima capacidad. En el sector, sobre todo las compañías belgas mostraron más interés por las patatas. La importación de patatas nuevas del Mediterráneo se redujo mucho.

La temporada neerlandesa de la patata comenzó claramente más tarde que el año pasado. El 9 de junio, se subastó la primera cosecha nueva. El año pasado, la temporada comenzó el 22 de mayo y los precios, de 60-66 céntimos para la Doré, no fueron muy altos —en comparación, la Doré española no había bajado de los 90 céntimos—, pero la compra de patata nueva se está volviendo atractiva para el consumidor. A causa de la sequía, las nuevas patatas todavía no han crecido mucho. Y la primavera fría y la sequía de las últimas semanas amenazan con una cosecha de patatas pobre este año. Aunque esto afecta de forma negativa a los volúmenes, los productores saben que, en general, esto tiene un efecto positivo sobre los precios.

Alemania: la temporada propia comenzará pronto
El suministro de patatas nacionales aumentó gradualmente en la semana 24. Las patatas Annabelle y Berber estuvieron disponibles en todos los mercados alemanes. Debido al estancamiento de la demanda, los precios bajaron y solo se mantuvieron estables en Berlín. La semana pasada, un comerciante se mostraba satisfecho con los precios, que son mejores que los del año pasado. Esta semana, el comerciante comenzará con las patatas alemanas.

La importación desde Chipre y Marruecos ha disminuido, así como los precios para estas patatas. En este periodo de la temporada, el Mediterráneo ha perdido su ventaja competitiva. Las existencias casi se han agotado y los costes de transporte desde países como Portugal e Italia son demasiado altos, según el importador.

La importación alemana de patatas ecológicas de España ha aumentado, lo que significa que queda menos volumen para otros mercados del norte de Europa. Normalmente, Alemania importa las patatas de Egipto, pero como se encontraron restos de fertilizantes en las patatas ecológicas, la importación se detuvo. En mayo hubo mucho interés en las nuevas patatas de Chipre e Italia. Los precios de las patatas italianas, de media, han sido veinte céntimos más altos que el año pasado.

La cosecha se retrasa en el Reino Unido
En la isla británica de Jersey, que forma parte de las islas del Canal, se cultivan pequeños volúmenes de patatas, que se demandan sobre todo en el este del Reino Unido. El frío ha retrasado la temporada, pero, en general, es un buen año. La nueva cosecha se ha retrasado por las condiciones meteorológicas y puede dar lugar a volúmenes menores. La cosecha escocesa también se ha retrasado.

Las variedades especiales francesas se destinan principalmente al mercado interno
En Francia, las patatas nuevas están funcionando bien. Las patatas francesas se consideran "demasiado caras" fuera del país, lo que significa que apenas hay exportación. el país es conocido por sus variedades especiales, como la Charlotte, una patata amarilla firme; la Béa, una patata blanca harinosa, y la Chérie, una patata roja firme. En cuanto a los precios, la Béa logra 80 céntimos por kilo, la Charlotte logra 90 céntimos por kilo en los calibres medios y pequeños. Este año la demanda no es tan alta como el año pasado.

Italia: poco mercado, pero buenos precios
La producción italiana de patata es reducida en comparación con la europea. el país tiene una cuota del 3% del volumen europeo. Sin embargo, en el registro nacional de variedades se describen 110 variedades diferentes. En la semana 25 (1-7 junio), los precios de las patatas nuevas de Apulia disminuyeron significativamente porque el suministro subió. Las patatas de esta región se venden principalmente en el mercado nacional. Se exportan pequeños volúmenes a países como Alemania y Bélgica. En esos mercados, el producto italiano tiene que competir con las patatas marroquíes y francesas. En Campania, los precios son estables. La cosecha en Rovigo comenzó con precios más altos en comparación con 2014. El precio medio para los productores es de 31 céntimos por kilo. Eso es un 18,2% más que en la semana 22, pero un 100% más que en 2014.

En la semana 24 (8-14 junio), el precio fue estable, tanto en suministro como en precio. Solo en Nápoles y Salerno aumentó la disponibilidad de patatas. El precio medio para las patatas nuevas fue de 30 céntimos el kilo, un 2,8% menos que en la semana 23, pero un 122,5% más que en el mismo periodo del año pasado. Los italianos siguen siendo muy aficionados a las patatas, según un estudio reciente. Solo el 5% de la población dice que nunca consume patatas, en comparación con el 70% de la población, que consume patatas al menos una vez por semana.

El resumen de los precios de los tres mercados mayoristas del país en las dos primeras semanas de junio ofrece una idea de los precios. Turín:
  • Patatas amarillas francesas y neerlandesas de clase I (calibres 40-60) en balas: 0,37 céntimos
  • Patatas nuevas italianas de clase I (calibre 40-60) in crates: 45 to 55 céntimos
  • Patatas amarillas italianas de clase I (calibre 40-60) en balas: 41 céntimos
  • Patatas rojas francesas de clase I (calibre 40-60) en balas: 34 céntimos
Roma:
  • Patatas amarillas francesas de clase I (calibre 40-60) en balas: 37 céntimos
  • Patatas amarillas italianas y neerlandesas y patatas rojas francesas de clase I (calibre 40-60) en cajas y balas: 50 céntimos
  • Patatas amarillas sicilianas de "doble cosecha" de clase I (calibre 40-60) en cajas: 1 euro
Fondì (solo producto italiano):
  • Patatas sicilianas nuevas: 65 céntimos
  • Patatas blancas italianas (calibre 45-75) en cajas: 40 céntimos
  • Patatas amarillas de la Emilia-Romaña (calibre 45-75) en cajas: 45 céntimos
  • Patatas amarillas de los Abruzos (calibre 45-75) en balas: 30 céntimos
  • Patatas rojas de la Emilia-Romaña (calibre 45-75) en balas: 40 céntimos
Menor cosecha en Chipre
Los volúmenes cultivados en la isla chipriota son demasiado pequeños para tener influencia en el mercado global, pero las primeras patatas chipriotas cuentan con una clientela fiel en Europa.

La primavera está llegando a su fin. La mayoría de patatas se han exportado y parte de ellas se han puesto en almacenamiento para el mercado local. La cosecha en la isla del Mediterráneo ha sido menor este año, lo que ha provocado que se desequilibre la demanda y la oferta. Ha habido mucha demanda de Alemania, en particular. La exportación de patatas también se ha reducido. La causa principal de la menor producción es el tiempo, que ha destruido parte de la cosecha temprana. Eso ha desembocado en una reducción a la mitad de las patatas para Alemania y otros países del centro de Europa. En general, el volumen total se ha reducido un 40-50%.

Aunque la cosecha es decepcionante, la calidad es buena. Los precios también estuvieron en un nivel satisfactorio, en parte debido a un menor volumen. Las variedades más importantes con la Nicola para el mercado belga y la Spunta para Irlanda y Grecia.

La superficie española se ha mermado mucho, pero los precios son buenos
La superficie de patatas tempranas es un 20-25% menor este año. La mala temporada del año pasado, en particular, es la responsable de esta situación. En el vecino Portugal se han cosechado un 40% menos de patatas este año. Una ventaja de la menor superficie para los productores que han continuado con el cultivo de patatas es que los precios han sido altos desde el comienzo de la temporada en abril. La temporada de exportación para las patatas está llegando a su fin y los volúmenes son reducidos.

Los productores están viendo aumentar la demanda de otros países, lo que está permitiendo que se logren mejores precios en los mercados extranjeros que en el mercado español. Los precios más altos se han registrado en abril-mayo. El mercado español prefiere la importación más barata de países como Francia, aunque la calidad es menor. Los productores españoles actualmente obtienen 24 céntimos por kilo en los mercados de exportación para la calidad más alta, y en torno a 18 céntimos para las patatas normales. Eso significa 10 céntimos menos que hace dos semanas, pero no está mal. Estos mercados están interesados principalmente en variedades como la Anabel, Nicola, Musica, Soprano, Challenger o Melody.

Oriente Próximo
En Oriente Próximo, el cultivo es reducido. Aun así, un comerciante británico ve oportunidades en este mercado. Según él, está entrando poco a poco en el mercado. Cabe destacar que la preferencia del consumidor es más por un país que por una variedad.

La temporada turca se retrasa
La temporada turca lleva retraso. Los lluviosos meses de invierno retrasaron la plantación, por lo que la nueva cosecha se prevé que llegue al mercado entre un mes y medio y dos meses más tarde. Aunque la plantación suele comenzar en febrero o marzo, los plantones no se pudieron plantar hasta finales de marzo o principios de abril de este año. La región turca de Sandikli supone el 20% del cultivo del país. Aunque los precios del consumidor son altos, existe cierta insatisfacción entre los consumidores. Se dice que ofrecen las patatas por 10 o 20 céntimos, mientras que los vendedores en una ciudad como Estambul piden entre 1,30 y 1,60 euros por las patatas.

La superficie en la región turca ha aumentado este año, desde las 2.000 hectáreas hasta entre las 3.000 y 3.200 hectáreas. Según las estimaciones, la producción será un 30% mayor, con 220.000-250.000 toneladas.

Mejora la temporada de Israel
La temporada israelí de la patata ha finalizado, ya se ha realizado el último envío. En retrospectiva, ha sido una temporada mejor que la del año pasado, con precios por encima de la media.

La temporada egipcia es difícil
En comparación con el año pasado, la actual temporada, que finaliza esta semana, ha sido mala. Los exportadores se han enfrentado a un mercado difícil, pero, sin embargo, están satisfechos con la calidad y el precio de las patatas. El país ha exportado más a Rusia. Un exportador indica que ha plantado otras variedades para mejorar los resultados de la temporada.

Norteamérica
Más almacenamiento en los Estados Unidos
Los almacenes norteamericanos están más llenos que el año pasado. El 1 de junio, el 14% de la cosecha todavía estaba almacenada. Hace un año, era el 12%. Expresado en volúmenes, ahora hay 2,9 millones de toneladas de patatas. Hace un año, había 2,4 millones de toneladas. Una de las causas es una cosecha significativamente mayor en 2013 que en 2014. Estos mayores volúmenes están en los estados con más producción: Idaho y Washington. En California hay más interés en las variedades especiales como la la rusa Banana Fingerling, la Bintje, la alemana Butterball y la Yellow Finn. La temporada de las patatas en este estado meridional finaliza cuando suben las temperaturas. Cuando hace calor, la demanda de patatas disminuye.

Sudamérica



Enormes diferencias entre los precios de las patatas
Los precios de las patatas en el continente sudamericano difieren ampliamente. Por ejemplo, mientras que se pagan 790 pesos colombianos (0,31 dólares) por un kilo de patatas en Colombia, el precio en el vecino Venezuela es mucho mayor. Allí, un kilo de patatas cuesta entre 250 y 390 bolívares (39,44-61,9 dólares). La jornada mínima en el país, de 224 bolívares, es insuficiente para comprar un kilo de patatas. El Gobierno ha fijado la tasa de cambio de la moneda en 6,3 bolívares por dólar. Los mercados, sin embargo, la han fijado en 390 bolívares por dólar.

Asia
India espera una demanda menor durante el Ramadán
La temporada de exportación india está avanzando suavemente, según dice un exportador del sur del subcontinente indio. No ha habido problemas con la cosecha y los precios son competitivos. Los mercados importantes para el exportador son Sri Lanka, Singapur, Malasia, Arabia Saudí, EAU y Omán. Con el Ramadán, se prevé que la demanda en los países árabes se reduzca en torno un 40%. Tras el ayuno islámico, la demanda volverá a crecer.

Cada semana, FreshPlaza publica un resumen de la situación del mercado para un producto en un contexto mundial. Con estos artículos, pretendemos dar a conocer el mercado global, que cada vez es más pequeño como resultado de la globalización.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor