Blighia sapida: Curiosamente, esta sabrosa fruta de interior amarillo carnoso es además muy venenosa. Sus cáscaras de color rojo poseen un potente y mortal agente tóxico.

Su peligrosidad no le ha quitado el orgullo de ser considerada como la fruta nacional de Jamaica.