Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Sudáfrica: Precios estupendos para los pomelos, pero la calidad necesita mejorar

Esta temporada ha sido especialmente buena para los pomelos sudafricanos, pero también ha sido una temporada extremadamente extraña, según Stephan Scillers, de Soleil Sitrus, ya que la pretemporada empezó primero con mucho debate y planificación entre los productores, los exportadores y quienes tenían un programa propio, lo cual no deja de ser lo normal en cualquier negocio y, desde luego, también en el sector agrícola.

“Hemos recibido bien esta extraña situación porque es positiva para nosotros. La cosecha sudafricana ha sido buena, ha cumplido con las expectativas de volumen y, sin duda, donde había un plan establecido por ciertos agentes para gestionar la exportación de nuestros volúmenes, ha funcionado”, indica Scillers.

En lugar de que todos los productores enviasen sus pomelos tan pronto como pudieran, lo que hicieron fue repartir la distribución para evitar los picos en volumen que suceden todos los años, de modo que se evitó la reducción de precios. “La lección que probablemente puede aprenderse de esto es que deberíamos controlar la entrega de los volúmenes, repartiéndola durante un periodo de tiempo más largo. Yo opino que para asegurarnos de que lo conseguimos necesitamos aumentar nuestros estándares internos de calidad. Nuestro estándar de exportación mínimo oficial es muy bajo, aunque, en general, la calidad de los pomelos sudafricanos es buena, así que, ¿por qué cosecharlos antes de que alcancen su calidad óptima? Haciendo esto, debería conseguirse automáticamente un periodo de entregas más largo. Lo que ha pasado indirectamente este año es que no se recolectaban los pomelos de los árboles a una velocidad tan alta y la principal razón ha sido que la coloración todavía no era la adecuada. Esto supone que, en algunas de las zonas, en lugar de recolectar todo su producto hasta la semana 23, digamos, lo que es bastante común, y acabar ahí, tuvieron que esperar al color y eso llevó más tiempo”, explica Scillers.

La falta de coloración se debe a un invierno prácticamente inexistente esta temporada en las principales zonas productoras de pomelos de Sudáfrica. Le ha costado mucho más a la fruta tomar color y esto ha hecho que no se apresurara la recolección, sino que se fuera recogiendo lo mejor posible en cada momento, lo que básicamente alargó la temporada. Extender la temporada es vital a la hora de aportar estabilidad al mercado.

“Hemos tenido un estándar de calidad para exportación mínimo sorprendentemente bajo en Sudáfrica”, se lamenta Scillers. “Esto es bastante molesto porque en general el estándar sudafricano es de alta calidad. Esto provoca que los productores puedan recolectar antes y se puede dañar nuestra reputación”.

Este año ha funcionado desde un punto de vista sudafricano por la tasa de cambio, la escasez en el mercado y la regulación en las entregas. Según Sciller, mucha gente pensará: “Lo hemos hecho muy bien este año, todo es maravilloso y el futuro es prometedor”, pero la realidad es que hay que analizar por qué ha funcionado y aprender de ello.

“Los países tienen que establecer unos estándares mínimos más altos para la calidad interna. Japón, por ejemplo, tiene un Brix mínimo de 9. Sin embargo, si les preguntas a los japoneses qué es para ellos un buen estándar dirán que 9 es demasiado bajo. Como mínimo, nosotros deberíamos aumentar nuestros estándares mínimos a 8 en lugar de 7 para los mercados no japoneses. Y digo esto porque en general nosotros no tenemos problema con el Brix, pero yo incluso preferiría un mínimo de 9. Si lo aumentásemos, parte de la cantidad que se exporta no podría exportarse o se vería forzada a exportarse en una fase más tardía, lo que podría traducirse en un aumento de la demanda”.

“Lo que tenemos que hacer es poner un producto de mejor calidad en el mercado. Si queremos que la generación más joven se interese, deberíamos darnos la oportunidad haciendo que su experiencia de consumo sea positiva. Si les das un producto de alta calidad les creas una oportunidad de adoptarlo. A mí me encantan los pomelos y creo que los de Florida son los mejores del mundo porque realmente lo son. La principal razón por la que digo esto es que su calidad de consumo es muy buena. En Sudáfrica estamos orgullosos del fenomenal aspecto de nuestro producto, pero la calidad de consumo es todavía baja en comparación, ¿se imaginan que la mejorásemos?”.

“Este año hemos tenido muchos factores que han ido a nuestro favor. Por lo que parece, el mercado en general en todo el mundo estaba bajo de existencias en el momento de nuestra llegada y nosotros no distribuimos a la rápida velocidad a la que solemos a causa de la coloración. No creo que haya habido ningún mercado en el mundo en el que no nos haya ido bien este año, pero no podemos contar con que esto suceda de nuevo el año que viene”.

“Lo sensato sería distribuir la fruta durante un periodo de tiempo más largo como este año. Pero todos tenemos la mentalidad de recolectar la fruta lo más pronto posible y enviar para llegar antes que nadie. Esperemos que el ejemplo de este año sea una lección para todo el mundo, pero sé cómo pensamos todos y tendemos a decir: ‘Mientras todos los demás almacenan su cosecha, nosotros enviaremos la nuestra cuanto antes’”, concluye Scillers.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor