El desabastecimiento de lechuga se prolongará unos 30 días

Aunque pudiese parecer que los altos precios de la lechuga se deban a motivos especulativos del mercado, lo cierto es que la situación actual es de desabastecimiento. Apenas hay lechuga y los precios son altos, algo que el sector prevé que se prolongue al menos unos 30 días más.

"Los supermercados europeos tienen faltante de producto cuando lo habitual es que los países centroeuropeos continúen con su campaña de lechuga con volúmenes suficientes hasta mediados o finales de octubre", explica un exportador de lechuga de Murcia.

La meteorología continúa siendo inestable en el centro y norte de Europa. Las abundantes lluvias de las dos últimas semanas no han permitido que las plantas se desarrollen.

En Italia, el clima seco y caluroso ha ocasionado que las plantas sufran la proliferación de trips tras las tareas de riego, por lo que disponen de alrededor de un 30% de lo que sería una cosecha normal en estas fechas y se ven obligados a enviar producto con la mitad de su calibre y con cantidades que ni siquiera cubren la demanda.

"Hemos programado nuestra producción sin prever lo que pasaría en el resto de Europa y ahora es imposible reaccionar. Las plantaciones se programan alrededor de 160 días antes de su cosecha", continúa el exportador.

España también ha sufrido temperaturas extremadamente altas en las principales zonas productoras de lechuga y las últimas lluvias torrenciales han afectado también al desarrollo de otras verduras de hoja.

"Esperamos que los precios se mantengan altos hasta mediados de octubre, aunque, lamentablemente, si no disponemos de producto para satisfacer los pedidos, de poco nos sirve", señala.

Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor