Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

LoveBeets causa sensación en Asia

La remolacha siempre ha sido popular entre los australianos. De hecho, junto con los neozelandeses, son los que más remolacha consumen por persona del mundo. La compañía australiana OneHarvest ha visto un gran potencial en añadir valor a la categoría de la remolacha y ha buscado una forma más cómoda de preparar para el consumidor moderno de hoy en día.


Sam Robinson, Helen Warren y Sarah Huntley en el puesto de LoveBeets en Hong Kong.

OneHarvest descubrió que la compañía británica G’s ya estaba teniendo mucho éxito en este campo, así que decidió unir fuerzas y comprar una licencia de su tecnología y el acceso a su base de conocimientos para su producción en Australia. Ahora, la compañía está cultivando, produciendo y comercializando la marca LoveBeets en Australia y exportándola también a los mercados asiáticos.

“LoveBeets causa mucho interés”, indica Sam Robson, de OneHarvest. “La remolacha no es una verdura demasiado conocida en Asia, pero es nueva y hay expectación porque es diferente”.

G’s está comercializando la marca en los mercados de Reino Unido, Europa, EE. UU. y Oriente Próximo. OneHarvest cubre Australia, Nueva Zelanda, las islas del Pacífico y el Sudeste Asiático, así como China. Las dos compañías están trabajando juntas para construir una marca LoveBeets global, según explica Sam.

Todas las remolachas de OneHarvest se cultivan en Australia, lo que las convierte un producto 100% australiano. Antes del lanzamiento de LoveBeets, el sector australiano de la remolacha había estado en un gran declive debido a la decisión de los procesadores locales de llevarse la producción al interior. Pero más que verse desazonados por la tendencia, estos empresarios la vieron como una oportunidad.

“Tradicionalmente, las remolachas en Australia se vendían en latas. El sector ha estado en declive, pero Australia y Nueva Zelanda tienen el mayor nivel de consumo de remolachas del mundo, así que decidimos analizar el problema. Entonces nos encontramos con los chicos de G’s y a cada uno le gustó la estrategia empresarial del otro, así que decidimos unir fuerzas”.

LoveBeets comercializa actualmente remolachas mini en bolsas al vacío, así como zumos ecológicos. “G’s elabora los zumos bajo licencia, así que haremos una pequeña prueba también con ellos”, explica Sam. “La base son las remolachas al vacío. También hay una versión infusionada, una serie de productos marinados, en aceite balsámico, con chili, con enebro y pimienta negra. Nuestros productos están hechos con remolacha 100%, sin conservantes añadidos, y creemos que es la remolacha con mejor sabor que se puede probar”.

Forman parte de la campaña de marketing los beneficios para la salud, ya que la remolacha es estupenda para reducir la tensión arterial. Un solo bote de zumo de remolacha puede hacer que el organismo reduzca 10 puntos de presión arterial en minutos, lo que la hace estupenda para el estrés y la ansiedad, según Sam. El zumo también proporciona energía y ayuda a la recuperación tras el ejercicio. “Sin embargo, mucho del crecimiento en ventas viene de los consumidores de conveniencia”, explica Helen Warren. “Las personas solteras sin hijos o las parejas sin hijos que consumen alimentos saludables son el grupo que realmente está añadiendo crecimiento a nuestras ventas. Mucha gente las utiliza para zumos y ensaladas”.

Como LoveBeets solo lleva en Singapur y Hong Kong alrededor de un año, la compañía todavía está descubriendo el mercado asiático. “Estamos teniendo una respuesta muy buena, pero todo es un proceso de aprendizaje”, explica Sam. “Es difícil marcar objetivos porque todo es muy nuevo, pero seguro que buscaremos aumentar el conocimiento de la marca y la disponibilidad del producto además de desarrollar el mercado. Quizá algún día tengamos regiones de cultivo en todo el mundo para suministrar a los mercados”.

En estos momentos, OneHarvest recibe entre 70 y 80 toneladas remolachas crudas semanales en sus instalaciones de procesado de Bairnsdale, Victoria. Esta cifra aumentará en verano. En Australia en especial hay una relación directa entre las temperaturas veraniegas y el consumo de remolachas y ensaladas. “Mucha gente las utiliza en ensaladas, pero parte de nuestro mensaje son los múltiples y variados usos de la remolacha. Desde ponerla en una pizza con rúcula y queso de cabra hasta utilizarla en los brownies de chocolate”.

Helen explica que la compañía tiene una presencia fuerte en las redes sociales, ya que gran parte de la promoción se hace compartiendo recetas de remolacha con los consumidores. “Hacemos mucha publicidad dirigida en Facebook publicitándonos a los gastrónomos de moda para que puedan escribir sobre ello. Lo hicimos el verano pasado y todavía tenemos reportajes sobre ello. También hacemos mucha publicidad en el punto de venta, como tarjetas de recetas para las tiendas o panfletos que hablan sobre los beneficios para la salud. Es clave para los consumidores”, indica Helen.

“Lo más importante con los productos frescos es hacer que los consumidores los prueben”, continúa Sam. “Tenemos una tasa de conversión fabulosa cuando la gente prueba nuestras remolachas y le hablamos de ellas. Se hace fan inmediatamente”.

Más información:
Helen Warren
LoveBeets
Correo: helen.warren@one harvest.com.au
www.lovebeets.com.au

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor