Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Gerhard Dichgans, director de VOG

"Nos centramos en la innovación de variedades y en nuevos mercados"

El año 2014, de cosecha récord en Europa, fue una temporada difícil, también para la comercialización de la manzana de Tirol del Sur. Pese a luchar por la cantidad y el declive de los precios, las asociaciones locales de fruta lo han superado bastante bien. El director de VOG, Gerhard Dichgans, explica en esta entrevista cómo será el futuro del cultivo de la manzana de Tirol del Sur y por qué.


Gerhard Dichgans, director de VOG

Gerhard Dichgans, ¿cuáles son sus conclusiones sobre la pasada temporada?
El reto fue desglosar la gran cosecha de forma programada y, al mismo tiempo, defender un nivel de precios que se estaba socavando de forma sistemática durante meses por parte de muchas regiones de cultivo que se hallaban todavía en mayores dificultades. Para ello podíamos confiar en nuestros puntos fuertes: mercados de venta diversos, una red de clientes leales que nos acompaña durante años, y un surtido muy diversificado. Estos tres factores, así como la buena calidad de la fruta almacenada, nos permitieron vaciar todos los almacenes de forma oportuna. Sin embargo, en la memoria de nuestros fruticultores permanece el amargo recuerdo de que no todas las variedades y calidades han logrado precios que permiten cubrir los gastos.

¿Cómo se han desarrollado los diferentes mercados de venta operados por VOG?
Incluidos los productos ecológicos, el año pasado se comercializaron aproximadamente 60.000 camiones de productos de mesa, es decir, 13.000 camiones más que el año anterior. Puesto que la Golden sigue siendo la variedad principal en Italia, la presión de precios de nuestros competidores se notó los doce meses del año, en especial en el abastecimiento de las cadenas italianas. Incluso hemos logrado expandir nuestra cuota de mercado de clientes mayoristas. Los caballos de tiro más importantes han sido la Fuji, la Gala y la Granny, pero también la Pink Lady. Quedó claro que la exportación a Alemania fue complicada, porque los fruticultores alemanes también obtuvieron una cosecha de récord, y hubo escasez de contenedores para almacenar la fruta a granel y espacio de almacenamiento en Altes Land. Logramos ponernos al día en la segunda mitad de la temporada y, en total, las cantidades fueron similares a las del año anterior. Hemos crecido en Escandinavia, Inglaterra y —quizás sorprendentemente y pese a la cosecha histórica de Polonia— en Europa del Este. Sin embargo, la mayor tasa de crecimiento se produjo en Oriente Próximo, Egipto y el norte de África, y ello a pesar de que la situación política y económica es muy precaria debido a la caída de los precios del petróleo y del gas, y a la ausencia de moneda extranjera para la exportación de comestibles. Nuestro surtido clásico de Golden, Gala y Red Delicious tiene demanda especialmente. Por último, la débil tasa de cambio del dólar estadounidense frente al euro también nos ha ayudado a mantenernos firmes frente a las manzanas de Estados Unidos, que dominan este mercado desde hace muchos años.

El principal problema el año pasado fue la cantidad. Tirol del Sur necesita producir mucho para mantener el ritmo y, al mismo tiempo, sus altos estándares y su calidad. ¿Se puede mantener esto de forma permanente?
Uno de los grandes retos para la fruta de Tirol del Sur son las nuevas áreas de cultivo de Europa del Este. En los últimos diez años, han surgido grandes y modernas instalaciones de fruta con costes de producción que, ciertamente, nosotros no podemos igualar. Hay que tener en cuenta esta nueva competencia en los próximos años, en especial en lo que a las variedades clásicas y el segmento de bajos precios se refiere. Por eso nuestra alta productividad de cultivo de fruta tiene que ser la base de la existencia ante la nueva competencia global. Quizás necesitemos centrarnos todavía más en nuestros puntos fuertes: calidad, estándares de producción, servicio. Y, por supuesto, la innovación de variedades, la lealtad de los clientes mediante manzanas de sabor único. Esto no va en detrimento de una alta productividad por hectárea.

¿Cuáles son las mejoras concretas?
La pregunta estratégica es cómo podemos diferenciarnos de nuestra competencia y también ganarnos la lealtad de los clientes a largo plazo. Por tanto, no podemos conformarnos con la "mediocridad". Tenemos que ofrecer una calidad y un servicios superiores si queremos pertenecer al pequeño círculo de proveedores de primerísima calidad. Y esto es muy importante para acelerar la conversión a los clones modernos en el surtido de productos rojos y bicolores, con los que podemos ofrecer los estándares demandados por el mercado y hacer frente a la competencia. En el futuro solo habrá una productividad por hectárea satisfactoria, cuando se logre una mayor cantidad de fruta adecuada por árbol con los estándares de color y la calidad demandados.

Otras zonas de cultivo pueden seguir su ejemplo y copiar este método.
Pero todo se reduce a la velocidad a la que nos movamos en el entorno de mercado. La demanda de manzanas ecológicas está aumentando en Inglaterra, Escandinavia y Alemania. Pero nos alegra de que Italia también haya descubierto por fin la tendencia hacia los productos ecológicos, para que el mercado interno cobre cada vez más importancia. Con la cooperativa Bio Südtirol contamos con una compañía que se ha especializado exclusivamente en la comercialización de productos ecológicos, y que en términos de calibre se coloca entre los líderes de mercado de Europa, en especial en la gama de productos ofrecida. La asociación admite nuevos miembros cada año, por lo que podemos contar con un volumen de cosecha de más de 30.000 toneladas en los próximos años.


Fuente: www.raiffeisennachrichten.it

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor