Un inversor germano-neerlandés tiene previsto construir dos invernaderos enormes en Polaniec, Polonia, para la producción de tomates.

El proyecto presentado por la compañía incluye la construcción de dos invernaderos modernos totalmente computerizados con una superficie total de 20 hectáreas. Estarán equipados con tecnología moderna para la generación de energía y dióxido de carbono.

La construcción de estas instalaciones ha sido descrita por las autoridades locales como un avance también en términos de mano de obra, ya que los invernaderos proporcionarán empleo permanente a 120 trabajadores, así a 80 trabajadores temporales.


Fuente: portalspozywczy.pl