Cool Logisitcs Global

Cómo gestionar las cambiantes demandas del mercado de la logística global

Jan Debailli, director de Logística de Grupo en Ardo Group, así como Thomas Eskesen, de Eskesen Advisory, y Joachin Coens, director general del Puerto de Zeebrugge, hablaron en la última edición de Cool Logistics, celebrada en Brujas, y compartieron sus puntos de vista sobre cómo está cambiando la logística global y sobre los esfuerzos que se están haciendo para hacer llegar productos a clientes de todo el mundo.

Según Debailli, de la compañía francesa Ardo Group, dedicada a la producción de hortalizas congeladas, el trabajo comienza en el campo, donde tiene contratos con los productores. "Por supuesto, contamos con la logística para hacer llegar todos esos productos a nuestros clientes, lo cual incluye pequeños agentes en la cadena de suministro, así como grandes comerciantes. El 95% de lo que vendemos es sometido al control de nuestro propio sistema".


Jan Debailli, director de Logística de Grupo, Ardo Group

Un tema capital es la sostenibilidad, y la filosofía de la compañía es ofrecer el máximo producto con el mínimo impacto. "La forma que tenemos de hacer negocios, desde el campo a la fábrica, es revolucionaria. La clave es llevar los productos del campo al estado de congelación lo más rápido posible. Cuanto más sostenible seas, menos problemas te encontrarás".

En este sentido, una de las grandes garantías de Ardo Group es que los productos nunca tardarán más de 150 minutos de llegar del campo a la fábrica, una velocidad que no se puede lograr con los productos frescos, según Debailli. Subraya que, para lograrlo, la compañía necesita las instalaciones suficientes para distribuir los productos y, de hecho, el transporte de largo recorrido está disminuyendo.

En Europa, es importante saber que las hortalizas congeladas suponen entre el 7 y el 8% del consumo, mientras que los productos en conserva están perdiendo terreno en favor de los frescos y los congelados. "En cualquier caso, el mercado en crecimiento está en ultramar, en particular en Estados Unidos, Canadá y, sobre todo, Australia. Europa cuenta con una enorme gama de hortalizas y, en países como Estados Unidos, los productos ecológicos están poniéndose a la cabeza como producto de exportación. Para el nuevo programa del próximo año, trataremos de doblar nuestro volumen de alimentos ecológicos", explica Debailli.


Thomas Eskesen, de Eskesen Advisory

Thomas Eskesen, de Eskesen Advisory, habló de lo mucho que la industria de los contenedores ha cambiado durante los últimos diez años, no solo en términos de volumen, sino también en cuestiones como el seguimiento y la trazabilidad, pues ahora se demanda información en tiempo real. "Esto, combinado con otros factores que han saltado a escena en la última década, como la seguridad alimentaria o el calentamiento global, ha tenido un gran impacto en la forma en que los clientes realizan transacciones comerciales en todo el mundo".

Joachin Coens, director general del Puerto de Zeebrugge, dijo que, hoy en día, más del 50% del tráfico del puerto corresponde a mercancías contenerizadas que van a destinos en Europa, Asia, Oriente Próximo y América, y se preguntó sobre cómo cambiaría la industria en lo que queda de siglo. "Sin lugar a dudas, se dan cambios en los hábitos de consumo y en la demanda. Por ejemplo, en India, la gente se está trasladando a ciudades más grandes, y esto es algo que creará una mayor necesidad de alimentos congelados procedentes del extranjero. La pregunta es cómo lo gestionaremos".

Otras tendencias tienen que ver con lo que nosotros, como consumidores, aceptamos como definición de buen alimento, lo que también conforma la agroindustria local, lo cual da lugar a nuevos métodos o nuevas posibilidades de producción. "Los cambios en la demografía también es importante tenerlos en cuenta para averiguar dónde estará la demanda, dónde habrá más poder adquisitivo o cómo cambian las necesidades".


Joachin Coens, director general del Puerto de Zeebrugge

Coens asegura: "Aunque con la globalización cabría esperar que las cosas fueran iguales en todo el mundo, yo opino que surgirán mayores retos en la diversificación de productos, lo que, por supuesto, presentará los mismos retos a la logística. El problema es que tenemos que planear inversiones a largo plazo, cuando la situación está siempre cambiando rápidamente".

En cuanto a los diferentes modelos de logística posibles, Coens indica que tanto un modelo de mayor concentración, con el uso de mayores buques portacontenedores, como uno más reducido y centrado en nichos de mercado de calidad, serán compatibles, lo cual hará posible tener servicios específicos para cada nicho.

"Eso es algo que ya hemos comenzado a desarrollar en la primera parte del siglo XXI en el Puerto de Zeebrugge".

Para cubrir las necesidades de esos nichos de mercado, Coens asegura que ser flexible en el uso de transporte intermodal será esencial a largo plazo; es decir, combinar el transporte marítimo y aéreo, los trenes y las carreteras de forma inteligente. "En este contexto, los puertos deben dar con la forma de que diferentes personas trabajen juntas y ver cómo satisfacer las nuevas demandas, cómo facilitar el acceso al mercado, cómo hacer cumplir normativas de seguridad y cómo poder abrir nuevas oportunidades de negocio. Todos nosotros tenemos un papel que desempeñar en esa actividad intermodal", concluyó".

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor