El futuro de la citricultura

El sector citrícola ha evolucionado mucho en los últimos diez años. La convención "Evolución y perspectivas de la citricultura de mañana" promovida por la asociación L.A.ME.T.A. con el patrocinio de la Orden de Doctores en Agronomía y Silvicultura de la Provincia de Cosenza, Matera y Taranto, la Comuna de Corigliano Calabro y la Cámara de Comercio de Cosenza, han estudiado las perspectivas de futuro de Italia.


Los ponentes

El agrónomo Francesco Perri y Marco Eleuteri, de AOP Armoniaanalizaron la actual situación del cultivo.

"En los 70, Italia era el mayor productor de cítricos del Mediterráneo. Después bajamos el ritmo, ¡pero hay que hacer algo! Nuestro país tiene más de 170.000 hectáreas dedicadas a la citricultura. Solo la llanura de Sibari ya cultiva la mitad de la producción nacional de clementinas", explicó Francesco Perri (en la imagen). 

El experto subrayó que más del 80% de las clementinas son de la variedad Comune, una fruta de alta calidad, pese a que tiene un periodo de comercialización de tan solo 45 días.

Por tanto, el objetivo es ampliar la temporada. "Hace 20 años, comenzamos a experimentar con varios cultivares, analizando sus características, momento de cosecha, los resultados y resistencia a varias enfermedades".

Se identificó que las selecciones tempranas y tardías prolongaban el periodo de disponibilidad, al pasar de 45 días a casi 5 meses (de octubre a febrero). Otro aspecto fundamental fue el de averiguar qué territorios eran los más adecuados para cultivar diferentes variedades.



En cuanto a las naranjas, Perri indica que "la investigación también es clave. Conforme se van introduciendo nuevas variedades, una de las principales tareas es encontrar las mejores combinaciones de portainjertos".

Se desarrollaron nuevos híbridos de fácil pelado y sin semillas obtenidos a partir de clementina y Tarocco, y algunos de ellos incluso pigmentados, como, por ejemplo, la Mandared, que madura en febrero.



El experto también aprovechó la oportunidad de presentar dos nuevas variedades: una mutación espontánea de clementina Spinoso que madura en octubre y una de Comune que madura en enero.

"Tenemos que elaborar un mapa de todos los territorios y producir de forma eficiente, y al mismo tiempo mantener bajos los costes. También hay que ser flexible, invertir en comunicación y crear redes para mejorar nuestra capacidad de innovar y ser más competitivos".

Marco Eleuteri (en la imagen) habló sobre la situación a nivel internacional en comparación con España.

"En los últimos ocho años, la producción de cítricos en el Mediterráneo ha aumentado un 15%, sobre todo en un nivel extraeuropeo. Durante ese mismo tiempo, la producción en Italia cayó un 40%, mientras que España creció".

Durante la campaña 2007/08, Italia fue el segundo productor global con 3,5 millones de toneladas, justo por detrás de España (5,3 millones de toneladas). Ocho años después, Italia está en cuarta posición con 2,3 millones de toneladas (-35% en 7 años), mientras que España ha crecido un 20% hasta alcanzar los 6,5 millones de toneladas.

A continuación, gráficos en italiano:


Haga click aquí para ampliar.

"De hecho, si solo analizamos los datos correspondientes a las variedades de pelado fácil, nuestro país está en quinto lugar por detrás de España, Marruecos, Turquía y Egipto".


Haga click aquí para ampliar.

"El 91% de las variedades de pelado fácil producidas en Italia se consumen de forma local y solo el 9% se destina a las exportaciones, mientras que España exporta el 79% de su producción. También es importante señalar que nuestro país importa más variedades de pelado fácil de las que exporta. España ha pasado de ser nuestro mayor competidor a ser nuestro mayor proveedor. Nuestras importaciones de clementinas se concentran en octubre y de febrero a marzo".



"La tendencia de precio en España es similar a la italiana. Los principales operadores españoles invierten mucho en I+D, cooperan con centros de investigación como el IVIA (Instituto Valenciano de Investigación Agraria) y adquieren derechos de producción de variedades extranjeras protegidas".


Haga click aquí para ampliar.

Además de subrayar la necesidad/oportunidad de introducir una gama de clementinas italianas, Eleuteri habló sobre la posibilidad de que tres o cuatro compañías trabajaran juntas para ampliar la gama de variedades y mejorar las variedades existentes.

"Tenemos que desarrollar las dos nuevas variedades presentadas por Perri para ser competitivos de nuevo. Las compañías que participan en este proyecto serán quienes, siguiendo la fórmula Club, establecerán las normas. Me gustaría que este proyecto se llamara 'Clementina italiana tradicional'. El Club también trabajaría para promocionar las variedades en los principales mercados internacionales".



José Vercher, director general de Bollo International Fruit, una de las principales citricultores de España, también asistió a la convención. Subrayó la necesidad de un cambio de actitud para que los productores se centren en sus puntos fuertes.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor