El huracán Patricia ha causado interrupciones en la industria mexicana del aguacate, pero no ha provocado daños graves. "Durante los días del huracán y un poco después, tuvimos que parar la cosecha", afirma Ramón Paz, de Aguacates de México. "Esto ha dado como resultado una reducción de aproximadamente el 25% de nuestro volumen semanal solamente la semana pasada. Las operaciones de recogida han vuelto ya a la normalidad".
 
El huracán azotó por igual a las regiones donde se cultivan aguacates, Michoacán y Jalisco. Michoacán representa el 82% de la producción mexicana de aguacates y Jalisco, el 15%. Ambas regiones recibieron gran cantidad de lluvia. Como resultado, el agua cortó o bloqueó algunas carreteras, pero la mayoría se han reparado o están en proceso. "Como se cerraron algunos puertos, las exportaciones a Asia han sufrido retrasos", menciona Paz. Sin embargo, los cargamentos vuelven a estar en marcha. "No hay daños en los cultivos de aguacates ni en los árboles", concluye Paz.
 
Más información:
Ramón Paz
Aguacates de México
Tel: +52 1 811 600 8264
ramonpaz@apeamac.com
www.avocadosfrommexico.com