Normalmente, de lo que se trata es de mantener los productos frescos. Sin embargo, un usuario de YouTube llamado Temponaut Timelapse ha decidido dejar que la naturaleza siga su curso y ha filmado una rodaja de pomelo sin refrigeración a lo largo de 72 días.

El vídeo empieza mostrando una mitad de pomelo perfectamente sana. Sin embargo, a medida que pasan los días, las cosas empiezan a cambiar. La fruta pierde el color y su forma esférica se distorsiona. Al final, se vuelve incomestible. Las imágenes consisten en fotografías tomadas cada 80 minutos que se reproducen a 30 fotogramas por segundo.