Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Las bananas francesas suben de categoría

Envueltas con una cinta azul, blanca y roja, las bananas francesas "cero defectos" son las nuevas estrellas del Puerto de Dunkerque. Sin marcas negras y con una piel suave, son el Rolls-Royce de las bananas y son exactamente lo que los consumidores quieren en una banana. Entre octubre de 2015 y finales de año, la actividad en el almacén de 2.000 m², donde se conservan las bananas de Martinica y Guadalupe, se ha duplicado.

Desde 1998, las bananas de las Antillas se importan a Francia cada lunes, tras un viaje de 9 días por mar. el director de Calidad de la UGPBGM (Unión de Grupos de Productores de Bananas de Guadalupe y Martinica), Sébastien Thafournel, explica que las bananas se escogen en función de su calibre, que "debe ser entre 18 y 22,9 centímetros". 

La producción de banana en las Antillas ofrece 10.000 oportunidades de empleos indirectos. Se ha reducido el uso de fitosanitarios un 50% desde 2006, aunque solo el 60% de las bananas consumidas en Francia procede de Guadalupe y Martinica. El resto llega de África, Latinoamérica y el Caribe, donde las normas sanitarias y medioambientales son menos exigentes.

Philippe Ruelle, director de la UGPBGM, dice: "La guerra de precios entre las cadenas ha sido letal para el sector. La banana, que es barata, se ha usado para atraer a los consumidores. Nuestros esfuerzos se han valorado poco". Sin embargo, ahora, 4.000 grandes supermercados de toda Francia (Intermarché, Leclerc, Cora, Système U) han accedido a considerar la banana francesa como un artículo de lujo, y las exponen cuidadosamente en filas ordenadas o bonitas estanterías. Al contrario que otras bananas, las francesas se venden por pieza, no por peso. El precio alcanza los 2 euros por kilo, en comparación con los 1,75 euros anteriores. Ruelle indica: "Las primeras cifras muestran que los consumidores tienen una mejor opinión de la fruta ahora con su cinta tricolor. Hay menos desperdicio y el precio por unidad permite evitar el pesaje".

Hay aspectos que son más importantes que el precio: los consumidores buscan bananas con una buena calidad estética. Según un estudio de FranceAgriMer de 2014 sobre el comportamiento del consumidor en la compra de frutas y hortalizas, los criterios más importantes para cualquier fruta es que el exterior tenga buen aspecto. La frescura y la limpieza son las dos principales características para el origen francés o regional, seguidas por que el producto sea de temporada. El precio ocupa el quinto puesto. Según el mismo estudio, los productos locales interesan más a los consumidores que los productos ecológicos. También se ha detectado una tendencia hacia las frutas y hortalizas frescas de IV gama listas para consumir. 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor