Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

EE. UU.: Los médicos recetan cada vez más frutas y hortalizas

Los bancos de alimentos de EE. UU. están promoviendo cada vez más estrategias de “alimentos como medicinas”, diseñadas para reducir la cantidad de casos de problemas crónicos de salud entre las personas con pocos recursos. Una tercera parte de los hogares que utilizan los bancos de alimentos tiene algún miembro con diabetes, y el 58% posee algún miembro con hipertensión, según un estudio reciente de Feeding America, una red nacional de 200 bancos de alimentos. Mientras tanto, el 55% de las personas desea frutas y hortalizas, pero no las recibe de su banco de alimentos.

“Mis ingresos son muy bajos”, reconoce James Cline, que sufre diabetes y vive con 700 $ al mes junto con su madre en los suburbios de Chicago. Este extrabajador de muelle de carga de 53 años es discapacitado desde que sufrió un accidente con un vehículo todoterreno y sabe que debería consumir más frutas y hortalizas frescas, pero no siempre puede permitirse una dieta nutritiva, así que siguió el consejo de su médico y se acercó a una donación de frutas y hortalizas que organizó hace poco el centro de salud Oak Forest.

Desde agosto de 2015, seis centros de salud de la zona de Chicago han albergado 26 visitas del “Fresh Truck” del Depósito de Alimentos de Chicago, que han proporcionado más de 45.000 kg de frutas y hortalizas frescas a más de 3.200 hogares.

En todo el país, hay 30 bancos de alimentos que trabajan directamente con el personal sanitario para identificar a los pacientes con pocos ingresos que no tienen suficiente para comer. En Idaho, unos médicos de Boise y Caldwell tienen intención de añadir pequeños bancos de alimentos a sus consultas. En Delaware, los pediatras “recetan” frutas y hortalizas frescas, y una familia puede recibir hasta 11 kg al mes de su banco de alimentos local en el centro de salud. Dos hospitales, uno en Alabama y otro en Florida, han colaborado con un banco de alimentos de la costa del Golfo para ofrecer almuerzos gratis en verano a los niños que tengan familiares hospitalizados.

“Los bancos de alimentos intentan mejorar las cosas al proporcionar menos féculas y carbohidratos y más proteínas magras, frutas, hortalizas y cereales integrales”, afirma la doctora Hilary Seligman, asesora médica principal de Feeding America. “Los alimentos nutritivos que son caros para nuestros clientes también lo son para los bancos de alimentos, y estamos pensando en cómo podemos mejorar la situación”.

Seligman dirige una prueba clínica para evaluar si los bancos de alimentos pueden ayudar a las personas con diabetes a mejorar sus niveles de glucemia a través de la información y de lotes de alimentos adaptados. Se han unido al estudio 572 clientes de bancos de alimentos en Detroit, Houston y Oakland, y se esperan los resultados en 2018.

“Si funciona, lo ampliaremos a toda la red de Feeding America, y si no, probaremos con otra cosa”, concluye Seligman.

Los bancos de alimentos reciben sus suministros de las compras y las donaciones, y algunos han prohibido las donaciones de dulces o han contratado a unos dietistas para que impartan clases.



Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor