Frants Bernstorff-Gyldensteen:

"El clasificado óptico es importante para nuestros clientes"

Dinamarca tiene una superficie de 43.094 km², 5,6 millones de habitantes y dos máquinas de clasificado óptico, una de las cuales es propiedad de la compañía Gyldensteen, ubicada en Bogense, en la isla de Fionia. Esta empresa familiar se fundó en 1719 y posee aproximadamente 1.200 hectáreas de terrenos, de las cuales 800 se utilizan con fines agrícolas. La empresa produce sobre todo cebollas, que abarcan 220 hectáreas, y su segundo mayor producto son las calabazas. Además, posee un pequeño huerto de manzanos y cultiva trigo, cebada, canola y césped.



"Nuestro producto principal son las cebollas", afirma Frants Bernstorff-Gyldensteen. El resto de sus cultivos son sobre todo para rellenar en los años en los que no se cultivan los campos de cebollas. "Para evitar las enfermedades, es buena idea rotar el cultivo de cebollas y no cultivarlas en la misma parcela durante cuatro años seguidos".

Hace dos años, la compañía decidió comprar una máquina de clasificado óptico. "Llevábamos ya un tiempo buscando una máquina de clasificado y compramos esta", continúa Bernstorff-Gyldensteen. "Con ella, podemos ofrecer más calidad durante toda la temporada". Fue una decisión completamente lógica, ya que los costes de mano de obra en Dinamarca son muy altos y trabajar todo el día mirando cebollas en las cintas transportadoras no es muy saludable. La máquina de clasificado maneja unas 10.000 toneladas de cebollas al año.



"El clasificado óptico es muy importante, y a nuestros clientes también se lo parece", explica el productor. "Una cebolla en mal estado continúa deteriorándose en los lineales. Podemos aprovechar la máquina de clasificado en nuestras conversaciones con los clientes". La instalación de la máquina y del software no supuso ningún problema. "Naturalmente, tuvimos que hacer algunos ajustes y aprender cómo utilizar la máquina. Todavía estamos en contacto con Elisam, que nos está ayudando a hacer algunos pequeños retoques".

Aunque no puede predecir el futuro, Bernstorff-Gyldensteen cree que su máquina de clasificado óptico es una auténtica garantía. "La tecnología de clasificado cada vez es más inteligente, así que tendremos cada vez mejor calidad. Dado que hacemos énfasis en las cebollas, hemos programado la máquina para clasificar solamente estas hortalizas".

JDC Onion Grading Solutions configura e instala sistemas de clasificado óptico Elisam/Ellips en todo el mundo. Pueden proporcionarlos tanto llave en mano como en colaboración con los distribuidores actuales, según prefiera el cliente.


 
JDC organiza demostraciones por toda Europa para presentar su nueva tecnología a los procesadores y envasadores de cebollas. La demostración más reciente fue en Gyldensteen Godsm, en Dinamarca (vea las fotografías), y la próxima tendrá lugar en Suiza a principios de noviembre. Puede encontrar más información en jdcgrading.com.

Gyldensteen Godsm Denemarken
fbg@gyldensteen.dk

JDC Grading
Bas Ruygrok
Tel.: +31 (0)223 660 666
bas@jdcgrading.com




Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor