Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La situación de la economía impulsa las ventas

Con Halloween llega el ajetreo a los campos de calabazas

Las semanas anteriores a Halloween son de mucho ajetreo en los campos de calabazas, pues la cosecha ya está en pleno apogeo. "Siempre empezamos alrededor de la primera semana de septiembre", señala Ryan Van Groningen, de Van Groningen & Sons. Los volúmenes se incrementaron mucho de mediados a finales de septiembre, pues es el momento del año en el que empiezan las compras. "La cosecha continúa hasta Halloween y el 95-99 por ciento de nuestras calabazas se recolectará antes del 31 de octubre", añade Van Groningen. Todas las calabazas de la compañía se cultivan cerca de Manteca, California. El clima del estado es perfecto para este cultivo y las probabilidades de que se den condiciones meteorológicas adversas son bastante limitadas.



Las variedades más pequeñas requieren un clima único
Van Groningen & Sons cultiva unas 30 variedades distintas de calabazas. La variedad grande y naranja para tallar supone en torno al 40 por ciento del volumen de la compañía. "Esta es nuestra mayor variedad en volumen y se cultiva, sobre todo, para el mercado californiano", menciona Van Groningen. Alrededor del 75-85 por ciento de esta variedad se queda en California. "También cultivamos algunas variedades pequeñas, más decorativas, y se distribuyen en los 11 estados del oeste. Son más pequeñas y menos caras de transportar. Otro motivo importante de que las variedades se envíen fuera de California es el clima único. Las variedades más pequeñas necesitan un clima seco y no muchas regiones son adecuadas para su cultivo. Hay pocos productores más en California que cultiven las variedades más pequeñas. Sé de uno o dos productores en Washington, pero ninguno en Arizona o Nevada".



Evidentemente, algunas variedades tienen mejor rendimiento que otras. Las minicalabazas naranjas están funcionando muy bien este año. "En años anteriores nos hemos enfrentado a un áfido que provoca daños externos. Este año, el cultivo tiene muy buen aspecto. A pequeña escala, hemos probado la nueva variedad Wolf este año, pero no nos ha ido bien y hemos oído que a otros productores les ha pasado lo mismo".

Las ventas dependen de la economía
La popularidad de las calabazas no ha cambiado mucho a lo largo de los años. No obstante, Van Groningen advierte que las ventas se basan en la situación económica. "En una economía pobre, la gente no compra tantas calabazas porque no se puede permitir gastar dinero en productos decorativos. Ahora que la economía ha mejorado, las ventas han vuelto a la normalidad".

En torno al 90-95 por ciento de las calabazas de Van Groningen and Sons se venden en establecimientos minoristas. "Nuestras calabazas se pueden encontrar en tiendas de alimentación, además de en ferreterías y tiendas de bricolaje. Las calabazas de la compañía se venden con la marca Pamper’D. "Durante 20 años, esta ha sido nuestra marca para las calabazas y los productos de otoño".



Más información:
Ryan Van Groningen
Van Groningen & Sons
Tel.: 209-982-5248

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor