Adam Matuszewski, de Grzybmar:

"Polonia: "Reino Unido sigue resultándonos interesante porque consume muchos champiñones"

Los exportadores polacos que envían sus productos a Reino Unido se están viendo obligados a subir sus precios debido a la inestabilidad de la libra esterlina tras el brexit. Reino Unido es el mercado más importante para muchos exportadores polacos, como Grzybmar, que exporta champiñones.

"Dado que la mayoría de precios de exportación se establecen en los contratos anuales, muchos exportadores están perdiendo dinero al enviar sus productos y tienen dificultades para venderlos, porque parece ser que no todos los importadores británicos entienden el problema del tipo de cambio y no están dispuestos a aceptar precios más altos", comparte Adam Matuszewski, director general de Grzybmar.



Al preguntarle si la compañía comenzará a buscar otros mercados, dadas las dificultades actuales con Reino Unido, Matuszewski responde: "Siempre estamos abiertos a otros mercados, pero Reino Unido sigue resultándonos interesante porque consume muchos champiñones. Al hacer contratos nuevos, tenemos que dejar claro que citamos el valor en libras, pero el problema es que nadie puede predecir cómo será ese valor en el futuro, si mejorará o empeorará".

El volumen es estable, aunque esta semana ha disminuido ligeramente por las vacaciones escolares en Reino Unido. La demanda de champiñones continúa todo el año y es más alta entre septiembre y noviembre, justo antes de las vacaciones de Navidad y Pascua.

La mayoría de setas que recibe Reino Unido son champiñones blancos y marrones, pero, hace unos dos años, Grzybmar añadió setas silvestres a su surtido, como las shiitake, las enoki y las shimeji. Las mezclas de distintas variedades asiáticas tienen cada vez más demanda en el mercado británico, aunque no perjudican a la de los champiñones blancos.



"Tenemos muchos clientes y no todos compran las mezclas asiáticas, pero hay cada vez más interesados y, una vez las prueban, continúan comprándolas porque se venden muy bien", afirma Adam Matuszewski

También hay mucha demanda de champiñones silvestres, pero, por desgracia, el verano ha sido muy seco, por lo que no hay prácticamente ninguno en Polonia Occidental, de modo que la mayoría de exportadores buscan en Polonia Oriental y otras partes de Europa del Este, como Ucrania y Lituania, para cubrir los huecos.

La temporada de champiñones silvestres de Polonia comienza en agosto y termina en octubre, cuando las temperaturas nocturnas se vuelven demasiado frías. 


Más información:
Joanna Leszko
Grzybmar
Tel.: +48 614433404
Fax: +48 614433403
Correo e.: joannaleszko@grzybmar.pl
grzybmar.pl


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor