Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Israel: Un vivero proporciona más de 700 variedades de frutas

Ben Dor Fruits and Nurseries es una empresa israelí que desarrolla y vende muchas variedades de frutas a nivel internacional. Está especializada en frutas de hueso, pero también tiene otras frutas, como manzanas y peras. "Trabajamos con productores de más de 20 países, y desarrollamos unas 30 o 40 variedades nuevas cada año. Nuestra prioridad es el sabor y dividimos las variedades de frutas de hueso en familias con características específicas, de modo que creamos una oferta continua a lo largo de toda la temporada", explica Ido Ben Dor.



Por ese motivo, la empresa posee derechos de obtención de más de 700 variedades. Para cumplir su objetivo de ofrecer frutas de calidad premium y muy frescas durante todas las temporadas, la empresa necesita variedades de ciruelas o de albaricoques que compartan las mismas cualidades y el mismo aspecto, pero que sean adecuadas para producirse en la mayoría de regiones y climas del mundo.

"Queremos abastecer todo el año a los supermercados de gama alta, como Marks & Spencer, Morrison's y Tesco, por lo que producimos nuestras frutas en Israel en verano y tenemos otros productores en el hemisferio sur, por ejemplo, en Sudáfrica, que lo hacen en invierno para cubrir los huecos".
 
Según Ido Ben Dor, su compañía necesita al menos 20 variedades de cada familia para cubrir una temporada entera, cambiando de variedad cada dos semanas. "A diferencia de las peras, las frutas como los albaricoques, las nectarinas o las ciruelas no se pueden almacenar, especialmente en las etapas tempranas de la temporada. Aunque tenemos una pera que puede aguantar hasta un año en el almacén con la calidad de consumo y la textura crujiente intactas, las ciruelas se deterioran después de entre uno y tres meses. Necesitamos productos frescos y, normalmente, cosechamos una variedad específica cada dos semanas, a lo que sigue de un tiempo de tránsito de dos semanas más, como mucho. Gracias a nuestro enorme catálogo de variedades, podemos mantener esta rotación en Israel durante siete meses a partir de abril o mayo".
 
La mayoría de competidores de Ben Dor en el mercado minorista procede de Europa, cuyos productores gozan de grandes ventajas de costes y distancia. "Necesitamos competir en calidad, ya que nuestros costes de cultivo y logísticos siempre serán más altos que los de los productores europeos. Por eso, abastecemos al mercado minorista de gama alta con productos de calidad premium", explica Ido Ben Dor.


 
Tipos de productos
Ben Dor desarrolla todo tipo de productos y variedades, como los albaricoques, que produce negros, de pulpa roja o incluso Aromacot. "Los Aromacot son albaricoques muy dulces y aromáticos con un rubor rojo. También producimos nectarinas de pulpa roja que son muy saludables y sabrosas, de mediados a finales de la temporada. Uno de nuestros nuevos conceptos que más éxito ha tenido en Israel es la ciruela sandía, una ciruela especial llamada así porque tiene el exterior verde y el interior rojo oscuro. De media, las ciruelas sandía se venden el doble de caras que el resto de ciruelas".


 
Otro producto innovador es la variedad temprana de manzana Odem Galina. Se trata de una manzana de color rojo brillante que no necesita tantas horas de frío como necesitan normalmente las manzanas. Antes, Israel no podía producir manzanas rojas por su clima, pero, después de 25 años de desarrollo, Ben Dor ha conseguido crear una serie de variedades que sí se pueden cultivar en zonas con menos de 200 horas de frío. La temporada de Odem Galina comienza dos meses antes que la de las otras variedades de manzana de Europa, por lo que goza de más oportunidades de mercado. Actualmente, se cultiva a nivel comercial y se prueba en varias regiones del mundo. Otras variedades nuevas, como la Avital, la Bental y la Pink Crunch, continúan la línea de manzanas rojas tempranas.
 
En cuanto al futuro, Ido Ben Dor menciona que su empresa ha comenzado a producir aguacates y que le gustaría producir más albaricoques, hasta que alcancen el nivel de sus ciruelas. Además, tiene intención de abrir más sucursales en Europa.


 
Productores con licencia
Ben Dor ha otorgado licencias para producir sus variedades a algunos productores de regiones como Sudáfrica y Chile, y la compañía les ayuda a cultivarlas correctamente. Ben Dor es el propietario de todas las licencias, por lo que puede gestionar estrictamente el volumen que se produce para evitar que haya exceso de oferta. "No siempre podemos conseguirlo, pero hacemos todo lo posible por optimizar los precios de nuestros productos y proporcionar cultivos rentables a nuestros productores con licencia".

Aparte de la necesidad de disponer de oferta todo el año, otra razón por la que la compañía trabaja con productores con licencia es que no puede satisfacer por sí mism toda la demanda de Israel. "Uno de nuestros productos más prometedores son las nectarinas de pulpa roja, que han tenido mucho éxito en Israel, y las muestras que hemos enviado a Reino Unido también han tenido una buena respuesta, pero ahora mismo no podemos abastecer a todos los supermercados británicos. Se necesitan unas 100 hectáreas en regiones frescas o frías para poder producir frutas suficientes para tres o cuatro supermercados. Aunque todavía no las tenemos, sí tenemos material suficiente para abastecer a los productores con licencia en Italia y España".


 
Vivero
En el fondo, Ben Dor Fruits es un vivero. Los productores extranjeros visitan sus cientos de hectáreas en Israel para experimentar en primera persona cómo se cultivan las frutas y examinar su rendimiento en los mercados objetivos. Los productores pueden probar las variedades en sus propios huertos para comprobar qué tal rinden allí.
 
Según Ido Ben Dor, el clima es uno de los factores principales. "En nuestra plantación de Israel, normalmente tenemos entre 200 y 400 horas de frío, pero en otros sitios puede variar de 100 a 1.500 horas, así que necesitamos ofrecer las variedades adecuadas. La altitud también influye, e, incluso en Israel, hay diferencias importantes entre las nectarinas de pulpa roja cultivadas al nivel del mar y las que se cultivan a 400 o 600 metros de altitud, que tienen más calidad. Otros factores importantes son la luz solar, la humedad, las lluvias, las enfermedades que pueda haber en la región, etcétera".


 
Uno de los mayores problemas deriva de la introducción de nuevos tipos de frutas. A veces, los productores tienen miedo de probar productos nuevos y se tarda un poco en penetrar en el mercado. La ciruela sandía de Ben Dor Fruits tardó tres años en llegar a los consumidores. "Nuestra mayor prioridad es el sabor. Cuando los consumidores reconocen un sabor que les gusta, vuelven a por más, y nuestras ciruelas sandía han aumentado en volumen y en precio".
 
Visite www.bendorfruits.com para más información.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor