Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La congelación rápida individual garantiza la seguridad alimentaria y minimiza las pérdidas

A medida que avanza la tecnología y que el mercado hortofrutícola se va globalizando, cada vez se hace más énfasis en garantizar que la seguridad alimentaria sea del más alto estándar. La compañía sueca OctoFrost Group opina que sus máquinas de congelación rápida individual (IQF, por sus siglas en inglés) pueden desempeñar un papel importante a la hora de garantizar la seguridad alimentaria en la industria transformadora de alimentos.


El sector hortofrutícola es el mayor segmento de la compañía y trabaja con muchos procesadores conocidos de Sudamérica, Europa, Norteamérica y Asia. Las máquinas se fabrican en Suecia y se envían a todo el mundo. Svetlana Plotean, de OctoFrost, dice que una de las mayores ventajas de sus congeladores IQF es que se pueden adaptar a las necesidades del cliente.

"Una de las características más importantes de nuestro congelador IQF, en cuanto a seguridad alimentaria, es que tiene placas intercambiables, de forma que es fácil limpiarlas en profundidad fuera del congelador, sin necesidad de detener la producción. Es distinto a la maraña de cables que suelen tener muchos congeladores IQF, que son extremadamente complicados de limpiar y que pueden generar importantes riesgos de seguridad, puesto que se puede convertir en una fuente de desarrollo de bacterias".

"También contamos con un sistema de limpieza con carbón altamente eficaz, así como un sistema automático de limpieza con espuma, disponible para la limpieza y la desinfección de todo el congelador. Además de ello, el congelador IQF de OctoFrost está formado por un solo bloque sin ranuras ni juntas que puedan acumular agua y permitan a las bacterias esconderse y crecer en el congelador. Gracias a estas características, que permiten una seguridad alimentaria fiable, junto con el flujo de aire ajustable que permite que el producto apenas sufra deshidratación, el consumo de energía es menor, mientras que el rendimiento es mayor, y esto se traduce en una mayor rentabilidad para los clientes", explica Plotean.



El problema de la deshidratación es especialmente importante para los "berries", debido a su alto contenido de humedad. Por ese motivo, las placas intercambiables y los ventiladores ajustables desempeñan un papel importante a la hora de crear un flujo de aire óptimo, en función del producto que se esté congelando. Esto resulta especialmente beneficioso tanto para preservar la humedad como para evitar daños a productos delicados, como frutas tropicales y "berries"; por ejemplo, mangos aguacates y frambuesas.



Tiempo de limpieza
El tiempo de limpieza también es un factor fundamental en lo referente a la rentabilidad, en especial durante la temporada de alta producción. El ciclo de limpieza no solo debería ser rápido, sino, sobre todo, lo más amplio posible.

Cualquier sistema de limpieza ineficaz podría amenazar la seguridad alimentaria de toda la producción, ya que los ventiladores no dejarán de hacer circular la contaminación bacteriana por todas las partidas de producción.


La compañía comenzó a producir sus congeladores en 1999 y el modelo actual del congelador OctoFrost es el resultado de numerosas mejoras aplicadas año tras año. Svetlana indica que no hay dos congeladores OctoFrost idénticos, ya que cada uno se fabrica acorde a los requisitos del cliente y de los productos que hay que congelar. De este modo, se logran los mejores resultados de congelación.

Más información:
Svetlana Plotean
OctoFrost Group
Tel.: +46 42 33 22 60

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor