Italia: El deterioro del kiwi se dirige al noroeste

Más de 300 personas participaron en la reunión técnica sobre el deteriorio del kiwi organizada por Fondazione Agrion. El motivo de tanta participación es un indicador claro de lo que este problema preocupa a los productores, los técnicos, los investigadores y las instituciones locales. El fenómeno se está propagando rápidamente, es irreversible y no tiene una causa específica.

Tras aprender cómo vivir con la PSA (responsable de la bacteriosis), llega una nueva amenaza, que, hasta la fecha, ya afecta a 100 hectáreas en Véneto y 150 en Piamonte.

Ballari Giacomo, presidente de Agrion, expresó: "Queremos ayudar a las empresas a comprender las necesidades de las plantas y a obtener algunas respuestas. Debemos cooperar para comprender cómo podemos proteger a los cultivos".

Graziano Vittone, técnico de Agrion, ilustró los síntomas y el avance de la enfermedad en Piamonte. "Las raíces se desintegran y no hay pelos radiculares, por lo que toda la planta deja de funcionar. el fenómeno siempre comienza en áreas concretas; por ejemplo, cerca de los cultivos regados mediante surcos".
 



Las condiciones y la composición del suelo, el tipo de riego y los requisitos hídricos son aspectos que hay que tomar en consideración.

El técnico Luca Nari añade: "En estos momentos, esencial evitar crear condiciones de asfixia en las raíces. Un estudio elaborado en el verano de 2016 mostró que el riego en los huertos de kiwis afectados era entre 2 y 2,5 veces mayor del necesario. Una correcta gestión del riego es, por tanto, esencial".


Deterioro del kiwi: las matas empiezan a marchitarse.

Chiara Morone, del sector fitosanitario de la región del Piamonte, y Laura Bardi, del CREA Piamonte, ilustraron la respuesta fisiológica de las plantas al estrés hídrico-ambiental. Las anomalías meteorológicas (lluvia y temperaturas entre mayo y octubre) pueden haber afectado a la fisiología de las plantas, que son muy sensibles a los cambios de temperatura. Por ejemplo, el número de días con un cambio de temperatura de 18 °C entre mayo y septiembre pasó de 23 en 2012 a 18 en 2015 y 45 en 2016. 

"Debemos controlar siempre el agua, la fertilidad y la oxigenación del kiwi, ya que los kiwis reaccionan muy mal a los cambios meteorológicos. También hemos presenciado algunos problemas en ciruelos y nogales (pérdida súbita de las hojas), lo que tal vez signifique que estén afectados por una enfermedad similar".

Laura Bardi explicó lo que ocurre cuando hay demasiada agua en el suelo y el importante papel que desempeñan los microorganismos de la rizoesfera y la oxigenación del suelo.


Asfixia radicular. El color morado es un síntoma de la falta de oxígeno.

El director de Agrion, Silvio Pellegrino, añadió: "Gracias a la cooperación del instituto fitosanitario regional, hemos logrado descartar la posibilidad de que la enfermedad se propague mediante insectos o patógenos. No hay ningún enemigo que combatir, tan solo un problema agronómico que abordar".


Deterioro del kiwi: huerto marchito

Lorenzo Tosi, de Agrea, relató la experiencia en la región de Véneto, donde el problema comenzó en la zona occidental, cerca del lago Garda. Todo empezó con unas cuantas hectáreas en 2012, que se convirtieron en 70-100 en 2013, 500-600 en 2014 y más de 1.000 en 2016. Los técnicos observaron que el problema no afectaba a la zona oriental, donde el suelo tiene una composición distinta; los territorios afectados tienen un contenido de caliza del 50-60%, mientras que en el este es tan solo del 20%.

"En los huertos afectados, todas las plantas están abocadas a marchitarse, así que estamos trabajando en nuevos huertos con mucho acolchado (50 cm mín.), materia orgánica y riego controlado mediante tensiómetros".


Foto de Lorenzo Tosi.

Alessio Galoppini, agrónomo de la zona de Verona, apuntó: "Tras observar los huertos acolchados con materia orgánica (compost), trasplantados respetando el cuello y solo el riego necesario durante un año, pudimos ver que las plantas presentaban mucho mejor aspecto que las cultivadas con la técnica tradicional".


Foto de Lorenzo Tosi.

"En julio, mientras que nosotros regamos con 6 litros por planta cada 3 o 4 días, los productores usaban entre 10 y 20 litros por plata cada día, por o que no cabe duda de que el exceso de riego es un problema que debemos abordar. Además,también queremos estudiar cómo cambian las poblaciones microbianas en suelos con plantas afectadas o sanas".

Vottone finalizó la reunión con algunas indicaciones. En los huertos situados en zonas de riesgo o que presentan algunas plantas marchitas, es importante evaluar el riego y las condiciones de las raíces. También es importante rastrillar entre hileras y arar en el medio. Se debe mantener un número adecuado de ramas en función del potencial radicular, y los fitorreguladores se deben usar con mesura. La materia orgánica y una aireación adecuada del suelo son esenciales en los huertos asintomáticos.



En lo referente a los nuevos huertos, es fundamental realizar un análisis químico-físico del suelo. A continuación, hay que preparar el suelo con materia orgánica, acolchado y abono verde. El sistema de riego debe ser acorde a las necesidades efectivas de la especie, dependiendo de la naturaleza del suelo.

Las presentaciones están disponibles en: www.agrion.it

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor