España: Los productores nivelan montañas para cultivar mangos

España es el único país de Europa continental en el que se cultivan mangos. Sin embargo, de toda la superficie que hay en la península ibérica, solamente se pueden cultivar en una franja relativamente pequeña en el sur. A finales de octubre, Roelant Komen, del importador holandés Fairtrasa, visitó a los productores que le abastecen de mangos ecológicos. "La demanda de mangos ecológicos aumenta todos los años", afirma.



"Solo se pueden cultivar mangos y aguacates en el extremo meridional de España, cerca de Málaga", explica Komen. Esta franja costera, que mide unos 100 km de ancho y se adentra unos 4 km hacia el interior, posee un microclima idóneo para esta fruta tropical. "Los productores no pueden ampliar su superficie porque no hay más, aunque uno de ellos me explicó que tienen intención de nivelar una montaña para poder cultivar más".



Pico de precios al final de la temporada
La temporada de mangos concluye a finales de noviembre. "Hemos tenido una buena temporada en cuanto a las cantidades y a los precios", continúa Komen, y añade que la temporada comienza con la variedad Tommy Atkins. "No es la que más demanda tiene, pero es temprana". Tres o cuatro semanas después, la variedad Osteen llega al mercado, y, por último, la temporada concluye con la Keitt. "La Keitt es la que menos se cultiva, de modo que todos los años vemos un aumento de los precios al final de la temporada, ya que la oferta disminuye".

Menos mangos ecológicos
Este aumento de precios al final de la temporada se debe, en parte, a que hay pocos mangos ecológicos en el mercado. "No hay muchas alternativas, ya que Brasil y Ecuador comienzan con poco volumen, y Perú no lo hace hasta diciembre. Por eso, hay un vacío en el mercado durante algunas semanas y los precios aumentan".



"Nos hemos percatado de que los productores españoles ya no cultivan los Tommy Atkins, y que esos huertos se están sustituyendo por Osteen o Keitt", añade Komen. Por ese motivo, el mercado ecológico sigue una tendencia que también se da en el convencional. Las variedades sin fibras proliferan a costa de arrancar otras variedades.

Ready-to-eat
Aunque se tarda mucho menos tiempo en transportar las frutas desde España que desde Latinoamérica, los mangos españoles no siempre se cosechan ready-to-eat. "Se debe sobre todo a la vida útil", explica Komen. Si la fruta se recolectara ya madura, habría que venderla muy rápido. "Aunque los mangos se cosechan más maduros que si vinieran de Brasil o de Perú, sigue siendo antes de terminar el proceso de maduración para mejorar su vida útil. En los supermercados, vemos cada vez más demanda de mangos ready-to-eat ecológicos, aunque no es extremadamente alta".



Fairtrasa distribuye los mangos por toda Europa, especialmente a Países Bajos, Bélgica, Alemania, Dinamarca e Islandia. Aunque Alemania siempre ha sido un buen mercado para los productos ecológicos, estos se están volviendo más comunes en otros países, e incluso en el antiguo Bloque del Este.



Fairtrasa en España
España puede parecer una elección extraña, dado el objetivo de Fairtrasa, que es apoyar a los proyectos de cultivo a pequeña escala en Latinoamérica. Sin embargo, tiene una explicación sencilla: "Para poder asociarnos con clientes, tenemos que poder ofrecer un paquete completo. La temporada peruana de mangos dura menos de dos meses y medio, pero los clientes quieren productos todo el año. Dado que las temporadas no se solapan, podemos ofrecer un programa anual de mangos con Perú, España y África", concluye Komen. 

Más información:
Fairtrasa
Roelant Komen

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor