Sudeste de Europa: Cooperar desataría el potencial emergente

La semana pasada, se celebró en Belgrado (Serbia) el Foro del Sudeste de Europa, donde Branko Bajatovic, de la empresa Bluemond, recalcó la importancia de que las empresas de la región analicen sus estándares.

"Aunque somos pequeños, tenemos que asegurarnos de estar representados de la mejor manera posible y preguntarnos cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles".



Bajatovic fue uno de los ponentes del foro titulado "Potencial emergente: nuevas fuentes de productos agrícolas frescos en el Sudeste de Europa", junto con Aleksander Jankovic, de Sagar, y Laszlo Ragyak, de Rijk Zwaan Hungría.

Los tres ponentes coinciden en que es importante que las empresas de la región aúnen fuerzas y no dependan demasiado de los subsidios gubernamentales, ya que frenan el progreso de la industria.

"Tenemos que cambiar nuestra forma de pensar y, en lugar de en lo que tenemos que hacer, debemos centrarnos en lo que podemos hacer. Los fondos de la UE pueden darnos un impulso enorme si los usamos de forma eficaz. Solamente tenemos que asegurarnos de que no dependamos demasiado de los subsidios del Gobierno para no estancarnos. Nuestra empresa ha triunfado gracias a sus laboratorios y agencias consultoras internacionales. Copiamos y pegamos lo mejor de la industria para cumplir los estándares de la UE y, de hecho, en nuestra empresa decimos que lo único serbio de nuestros arándanos son las raíces", comenta Bajatovic.

Bajatovic añade que hay varios riesgos empresariales a los que habrá que seguir enfrentándose para que su estrategia funcione. Los productores pueden controlar algunos, como: la escala de su actividad frente a la economía comercial; los controles de calidad constantes y exhaustivos; la disponibilidad de especialistas y de recursos escasos; comprender la posición del mercado del Sudeste de Europa en todo momento; el impacto de los estándares internacionales, que no dejan de evolucionar; y mejorar la eficiencia continuamente. Por supuesto, siempre habrá factores que escapen de su control, como las condiciones meteorológicas, la competencia y los marcos de apoyo.


Aleksander Jankovic (en el centro) en una visita empresarial guiada para los delegados del foro.

Jankovic recalca la necesidad de formar cooperativas y de encontrar buenos profesionales que las dirijan en Serbia y en los países circundantes. La industria está segmentada y, de este modo, se ayudaría a los productores a volverse más fuertes y mejorar la calidad de sus productos, con certificaciones y buenas semillas.

Laszlo Ragyak afirma que uno de los grandes desafíos que está frenando el potencial del mercado son los enormes riesgos a los que se enfrentan los productores.

"Los productores de la región suelen ser muy pequeños, sin cooperativas ni apenas seguridad. No están seguros de qué les deparará la temporada en el momento de sembrar las semillas y se arriesgan tanto que temen hacer inversiones en el futuro", explica Ragyak.

Cada país tiene su propia oferta de productos y sería beneficioso aunarse para ofrecer una oferta diversa y estable a los otros mercados.

"Se nos presentan muchas oportunidades, pero no podremos progresar sin ayuda. Ahora mismo estamos atascados, y la ayuda del Gobierno y de los fondos del IPA será crucial para triunfar en este largo proceso", concluye Jankovic.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor