Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los cítricos marroquíes compiten con España y el hemisferio sur

Gracias a su posición privilegiada, Marruecos puede competir tanto con los cítricos españoles como con los del hemisferio sur. Por eso, para aprovechar esta larga temporada, hay que importar de las regiones adecuadas, como bien sabe Jan van der Voort, de Anaco Greeve.



La temporada de cítricos de Marruecos comienza a mediados de octubre. "Para nosotros, la temporada transcurre hasta finales de agosto, pero no es igual para todos", explica Van der Voort. "Depende de la región de la que se importe". Anaco Greeve importa cítricos de las regiones marroquíes de Agadir, Beni Melal y Berkan. Los primeros cítricos proceden de Agadir, que se encuentra al sur del país, junto al océano Atlántico. Después, se pasa a Berkan, que está en el extremo norte, junto al Mediterráneo, y, por último, Beni Melal está ubicada en el interior, a mitad de camino entre las otras dos, y es la más tardía de las tres.

Sin cuota de importación
Las primeras frutas para cosechar son las mandarinas, que comienzan en octubre, y la temporada de clementinas termina en enero. Después, llegan las Nour y, por último, las Nadorcott. "En los últimos años ha habido muchos avances", continúa Van der Voort. "La temporada de Nadorcott comienza en enero y transcurre hasta abril". Por otra parte, las naranjas comienzan en diciembre. Las primeras son las Navel, y les siguen las Salustiana en enero. La Maroc Late cierra la temporada desde marzo hasta finales de agosto. Gracias a esta temporada tan larga, Marruecos se solapa en muchos puntos con las temporadas de España y del hemisferio sur. "Nos viene bien", asegura Van der Voort, "ya que tenemos ventaja con respecto a los cítricos del hemisferio sur, además de frutas maduras y con el mejor sabor, especialmente en los meses de junio, julio y agosto".



Aunque la UE ha establecido una cuota de importación para otros productos marroquíes, como los tomates, con el fin de regular el mercado y proteger a los productos españoles frente a la competencia, los cítricos no se ven afectados por ella. "Se han hecho acuerdos, pero habría que estar en las últimas para tener que ponernos en contacto con ellos", explica Van der Voort. Marruecos y España compiten con fiereza, pero solamente durante algunos periodos, como en noviembre y diciembre, cuando España inunda el mercado y apenas deja espacio para los cítricos marroquíes, mientras que, en enero, cuando el sabor de los cítricos españoles empieza a decaer, el mercado se interesa más por los productos marroquíes. "Marruecos tiene ventaja con respecto a España desde enero hasta abril porque sus frutas tienen mejor sabor en esos meses", añade Van der Voort.



No les afecta el veto ruso
La temporada marroquí se asemeja a la española en muchos aspectos. Por ejemplo, Marruecos también tendrá calibres más pequeños este año, aunque Van der Voort espera que la situación cambie. A finales de noviembre, comenzó a llover, y espera que la lluvia aumente los calibres en un momento posterior de la temporada. "Por ahora, no ha tenido consecuencias negativas para los cítricos, pero, si vuelve a llover dentro de un par de semanas, tendremos un problema, ya que la fruta estará demasiado madura", explicaba Van der Voort durante la semana 47.



Desde que Rusia cerró sus fronteras a las frutas y hortalizas europeas, las exportaciones marroquíes han tratado de llenar ese vacío. Hace unos años, Marruecos exportó tantos cítricos a Rusia que el mercado se derrumbó y las autoridades marroquíes tuvieron que establecer un límite. "Fue para proteger su propio mercado nacional", relata Van der Voort. "Todo el país está intentando limitar las exportaciones para mejorar el mercado". Sin embargo, ese límite no afecta al volumen que se exporta a Europa, ya que su cuota de mercado en Europa se ha reducido desde el veto, porque comenzó a haber muchos más cítricos europeos. "Entiendo que quieran exportar más para recuperar su cuota de mercado, pero no es fácil".

Los supermercados europeos también están prestando más atención a los cítricos marroquíes. "Hay un interés mayor que el que había hace dos años, y los supermercados ofrecen más productos marroquíes porque tienen buen sabor y porque los productos españoles no destacan tanto en los lineales". Antaño, Marruecos tenía mala reputación y muchos comerciantes se consideraban poco fiables, pero la situación parece estar cambiando. "Están mejorando, y todo el mundo ve que los supermercados son necesarios, así que la actitud de ambas partes está cambiando".

Más información:
Anaco Greeve
Jan van der Voort


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor