"La incertidumbre es la única certeza en la preparación para el "brexit"

"Lo único que sabemos es que lo que va a ocurrir es una completa incertidumbre". Así es como resume un transportista la situación referente al brexit. Todavía hay muchos escenarios sobre la mesa y prácticamente imposible prepararse para el brexit. Además, el tiempo sigue pasando y quedan menos de 300 días hasta el 29 de marzo de 2019. Una cosa es segura: el comercio con el Reino Unido va a cambiar. ¿Cómo se preparan las empresas cuando la incertidumbre es la única certeza? Pim Leenheer, de DailyFresh Logistics; Marcus Post, de Post-Kogeko, y Marcel van Bruggen, de ABC Logistics, hablan de las medidas que están tomando para estar preparados para el brexit. En su mayor parte, ven oportunidades, aunque también será necesario hacer algunos ajustes.



Marcus Post:
"Para nosotros, el brexit es una oportunidad"
"Queremos adelantarnos a la situación porque la logística hacia el Reino Unido es nuestro negocio principal", dice Marcus Post, gerente comercial de Post-Kogeko, refiriéndose a la ambición de la empresa. Para alcanzar ese objetivo, se ha creado un grupo de trabajo en el que Marcus Post (Post-Kogeko), Michel van der Brug (Visbeen) y Pim Leenheer (DailyFresh) trabajan juntos para hacer frente al desafío que plantea el brexit. Pero ¿se puede adelantar uno a la situación cuando hay tanta incertidumbre?

En resumidas cuentas, hay tres escenarios: un brexit blando, un término medio o un brexit duro. El brexit blando, para el que la situación no cambia, es el escenario más improbable. Ni la UE ni el Reino Unido le ven nada bueno a esta solución. El término medio se traduciría en un acuerdo comercial entre ambas partes. Habría que proceder a rellenar más documentos, pero el impacto es incalculable. El brexit duro, sin acuerdo, significa que el Reino Unido tendría que ser tratado como un país ajeno a la UE, con todas sus consecuencias. "Eso provocaría importantes problemas, en particular para el transporte de productos frescos", apunta Marcus.

Pim explica la situación actual. Los pedidos se pueden hacer hasta las diez de la mañana. A las once, toda la carga debe haberla recibido DailyFresh, en Hoek van Holland. Todos los pedidos se preparan allí en el transcurso de hora y media. A las dos y media de la tarde, el ferri parte a Inglaterra. "Ahora aún estamos a principios de la temporada", decía Pim en la última semana de mayo. "Eso significa que la carga continúa hasta la una y media". Aquel día, 42 camiones salieron del almacén para tomar el ferri a las dos y media. "Nuestro horario actual es el más rápido posible, pero el brexit cambiará el mercado".

Para organizar la gran cantidad de papeleo, digital o de otro tipo, seguramente habrá que dedicar más tiempo. "Intentamos pedir la máxima atención posible para el brexit, también a nuestros clientes", continúa Pim. No todas las empresas de ambos lados del mar del Norte son conscientes todavía de las consecuencias del brexit.



El grupo de trabajo está estudiando también cuáles serán las consecuencias a nivel interno. Un aspecto importante es la recopilación de información, aunque también invierten mucho tiempo pensando en los diferentes escenarios. "Queremos liberar de cargas a nuestros clientes y asegurarnos de que no noten demasiado el brexit", dice Marcus. Asimismo, están buscando soluciones para hacer frente al aumento de las formalidades aduaneras que, sin lugar a dudas, serán necesarias. Crear un departamento propio para ocuparse del despacho de aduanas es una de las soluciones. "Tenemos en mente varios escenarios", continúa. "No será posible crear un departamento propio para ocuparnos de todas las formalidades aduaneras en marzo de 2019 si se establece un brexit duro, por eso estamos en conversaciones con un tercero. Hasta que sepamos más, tendremos que aceptar la posibilidad de este escenario".

Cada problema tiene varios escenarios, incluso las inspecciones aduaneras en el ferri. Tal vez, la acreditación OEA resulte de utilizad, o se podría utilizar escáneres para inspeccionar el camión lo más rápido posible, quizás podría concederse un cierto estatus a los transportistas para acelerar el despacho de aduanas, como en el puerto de Róterdam, o es posible que PortBase pudiera desempeñar un papel.

El futuro continuará siendo incierto, pero Marcus y Pim también ven oportunidades. El transporte al Reino Unido se volverá más especializado, y eso brinda oportunidades. Las empresas más pequeñas podrían romper con el mercado para no empantanarse con todo el papeleo. Esto también ofrece perspectiva. "Tengo ganas de que llegue", concluye Marcus. La escasez de conductores podría suponer un problema mayor para el sector del transporte. "Hay bastante escasez de conductores. El sector profesional está envejeciendo, así que tenemos que ser flexibles".

Marcel van Bruggen:
"Estamos preparados"
"Estamos preparados para el brexit", dice con confianza Marcel van Bruggen. "Ya estamos transportando a Noruega y Suiza, así que podemos elaborar documentos de transporte para fuera de la UE. Ya estamos lidiando con las formalidades de los clientes, no es algo nuevo para nosotros. La única pregunta es si se podrá llegar a un acuerdo que simplifique el proceso". La empresa conoce bien los documentos fitosanitarios y las inspecciones del KCB. "Vienen todos los días. Principalmente, creo que el brexit será una oportunidad para nosotros".


Marcel van Bruggen

Como socio logístico de The Best Fresh Group, con algunos clientes más, la empresa se encarga sobre todo del transporte agrupado. El mercado británico es uno de los cinco primeros países de exportación para The Best Fresh Group. "Tenemos varios clientes y proveedores por camión. Cuando los clientes y los proveedores necesitan documentos individuales, se forma mucha cantidad de papeles". Marcel lleva trabajando en el sector del transporte bastante tiempo ya y recuerda la cantidad de papel que hacía falta para exportar a la Alemania del Este y a otros países que no pertenecían a la Comunidad Europea. "No queremos regresar a esos tiempos".

Otra pregunta que queda en el aire es si el papeleo será físico o digital. Esto depende principalmente de las aduanas británicas. Las aduanas holandesas ya operan sin papel, pero la situación aún no está tan avanzada en el Reino Unido. "Digitalizar el flujo de documentos supondría una ventaja importante, no queremos regresar a los tiempos del papeleo físico. Pero más vale que los británicos no esperen mucho a poner sus sistemas en orden".

Marcel se está preparando a conciencia para un escenario fatal: un brexit duro. "Se necesitará documentación a partir de marzo de 2019, pero está controlado, no me preocupa". No obstante, sí que prevé que se tendrán que ajustar los horarios. En la actualidad, la empresa trabaja con un "horario ferroviario" que muestra exactamente hasta qué minuto se pueden hacer pedidos, cuándo se tienen que recibir los productos y a qué hora salen los camiones de Poeldijk para tomar el ferri. "Es probable que haya que ajustar estos horarios, pero no es nada que no hayamos hecho antes ya", comenta.

Otro punto de preocupación que también escapa al control de este gerente de transporte es la situación en las fronteras. Un ferri carga alrededor de 5 kilómetros de camiones. Si todos esos camiones se deben someter a una inspección física antes de subir a bordo, el resultado serán largas colas. "Hoy en día, utilizan escáneres rápidos en el control de pasaportes de los aeropuertos para no tener que comprobar todos los pasaportes. Si eso fuera posible también en el transporte, sería una gran ventaja".



"Estamos hablando con Stena Line, Eurotunnel y DFDS sobre las medidas que están tomando", concluye Marcel. Acompañar a los camiones hasta la salida podría ser una solución para acortar los tiempos de espera en los puertos. Además de los tiempos de espera, hay otro desafío inminente: la crisis de refugiados en Calais. En los últimos meses, ha habido bastante calma, por una lado por el desalojo del campo de refugiados y, por otro lado, porque Eurotunnel ha ampliado la zona en la que los camiones pueden esperar de forma segura y las colas ya no acaban en las vallas. "Si hay que inspeccionar todos los camiones, la cola acabará otra vez en la carretera de acceso", comenta sobre el efecto adicional que tendrá en los controles fronterizos.

Más información:
Post Kogeko
Marcus Post

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor