Puesto que este verano está siendo uno de los más calurosos y húmedos en mucho tiempo, el helado y la fruta fresca son de gran alivio. Dominique Ansel Kitchen ha dado con la combinación perfecta y, además, es agradable a la vista.



El verano pasado, el famoso helado servido dentro de un pedazo de sandía solo estuvo disponible una semana, pero tuvo tanto éxito que What-a-Melon, que así se llama esta combinación, ha regresado a Nueva York para quedarse todo el verano.

Según detalla nbcnewyork.com, esta porción de jugosa sandía está rellena de un refrescante helado de sandía artesano, con el toque final de unas pequeñas "pepitas" de chocolate negro cortadas a mano.