Denis Ginard, de SNIFL:

"Francia: "No nos faltan proyectos en Saint-Charles International"

Saint Charles International, al principio, era un centro de comercialización, transporte y logística centrado exclusivamente en los cítricos, pero la plataforma ha sido capaz de evolucionar su oferta a lo largo del tiempo. Denis Ginard, presidente del Sindicato Nacional de Importadores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (SNIFL), explica: "Desde hace ya varios años, el volumen total se compone de un 50% de cítricos y otras frutas y un 50% de hortalizas. Esto ha sido posible gracias a las inversiones que se han hecho en la cadena de frío y en el aire acondicionado de almacenes adecuados a los diferentes productos. Esta combinación ha evolucionado con una oferta que gira en torno a las producciones convencionales y ecológicas".


Denis Ginard

Desde de la temporada pasada, las frutas más abundantes en Saint Charles International en Perpiñán son las naranjas, seguidas de las clementinas/mandarinas, los melocotones/nectarinas y las sandías/melones. En cuanto a hortalizas, el orden es el siguiente: tomates, pimientos, lechugas y calabacines.



"Las empresas que forman parte de la plataforma han demostrado una buena capacidad de adaptación a la demanda de los clientes en algo más de cincuenta años de existencia. La adaptación a las peticiones de los clientes se consigue mediante nuevos flujos, lo que corresponde a nuevos hábitos de consumo y también a nuevos intereses por parte del consumidor. Entre los productos que representan cierto volumen, podemos citar la sandía en todas sus formas, como por ejemplo la minisandía o las variedades sin semillas; el kaki, que está empezando a darse a conocer y cada vez se exporta más, y la gama de frutos rojos. El producto verdaderamente clásico, la fresa, sigue suponiendo la mayor parte del total, pero las frambuesas y los arándanos están ganando ritmo. En una proporción todavía relativamente modesta, el avance de los mangos, las granadas y los aguacates es bastante notable", añade Denis.

"De los 1,766 millones de toneladas que procesa la plataforma cada año, 1,1 millones de toneladas proceden de España y 450.000 toneladas, de Marruecos. Los productos franceses suponen entre el 6 y el 8 por ciento del volumen comercializado globalmente. Sin embargo, en términos de transporte y logística, el conjunto de la producción regional se beneficia de toda la infraestructura de la plataforma, así como de su flujo masivo hacia los mercados francés y europeo desde Perpiñán. Saint Charles International partió de empresas locales de importación y exportación, a las que pronto se le unieron las filiales francesas de importantes grupos españoles y marroquíes deseosos de desarrollar la comercialización y la logística de sus producciones en Francia y también en Europa desde Perpiñán".

"Las ventajas de establecerse en nuestra zona son, por ejemplo, el intercambio de medios útiles para el desarrollo de todas las empresas de nuestro sector, gracias en particular a la acción del SNIFL, de unas instalaciones de transporte y logística únicas en Europa, con salidas agrupadas diarias en las principales ciudades francesas y europeas, y la presencia de administraciones estatales in situ que se encargan del control, especializadas en frutas y hortalizas, y cuya experiencia está reconocida en toda Europa (aduanas, servicios fitosanitarios, DRAAF, DGCCRF, DDPP, etc.). Este atractivo es esencial y ha hecho posible el fuerte desarrollo del empleo en la zona, así como que las empresas de la zona, en general, hayan añadido valor".

"La mezcla de compradores comerciales ha cambiado con el tiempo, si bien últimamente ha habido cierto statu quo. Al principio, resultaba evidente que los mayoristas eran la mayor parte de los clientes. Con los años, las oficinas de compra centrales han ido completando la cartera de clientes. Los supermercados, por tanto, son una parte importante de la cartera de compradores de Saint-Charles. Algunas de nuestras empresas todavía se especializan en un tipo concreto de clientela, mientras que otros sirven a todos los clientes. La imagen estaría incompleta si se ignorara a los importadores extranjeros. De las 1.766.000 toneladas, el 60% se comercializan en Francia y el 40% en otros países, en particular en Alemania, Italia y Suiza. Entre esos flujos, algunos acaban directamente en la gran distribución y otros pasan por manos de los importadores".

"Existen dos perfiles comerciales principales en Saint-Charles: las filiales de importantes grupos (o cooperativas) extranjeros con una política de sustitución de la directiva como en cualquier otro grupo de accionistas, y corporaciones familialres independientes, que, en principio, podrían verse afectadas por el problema de sucesión. Hasta la fecha, vemos que las nuevas generaciones han tomado el testigo de sus mayores en su gran mayoría, mientras que se dan ejemplos de uno o más empleados que han adquirido la empresa al propietario anterior. Las soluciones, por tanto, son internas en su mayoría".



"Nuestras empresas se están desarrollando. El problema que surge hoy en día es la búsqueda de tierra para que los nuevos negocios puedan seguir asentándose en nuestra zona, o la posibilidad de que las empresas de cámaras frigoríficas crezcan. Nuestro plan es continuar desarrollándonos en cuanto la Comunidad Urbana de Perpiñán ponga tierras a disposición en nuestra zona. Los proyectos de desarrollo ya están en marcha y permitirán dar la bienvenida a nuevas empresas de comercialización, transporte o logística como tales".

"La primera garantía para el futuro, es, desde luego, la dinámica y los proyectos de líderes comerciales, lo cual fortalece a los "bureaux", los consejos de administración del SNIFL, y permite concluir con éxito los principales problemas".

"La iniciativa de calidad de Saint-Charles ha sido pionera en el sector hortofrutícola de Francia, al ayudar a garantizar los principios más importantes del proceso HACCP, como el análisis sanitarios, y las comprobaciones normativas y de estandarización llevadas a cabo a diario. Esta política comenzó con la administración estatal, lleva en marcha más de cincuenta años y se formaliza con la firma de acuerdos trienales. SNIFL cuenta también con un centro de formación durante tres años, donde forma cada año a más de un centenar de personas: nuevos acreditadores de calidad o alumnos en formación continuada, como requisito indispensable. También proporciona formación ad hoc adaptándose a las demandas de las empresas, tanto si son miembros del sindicato como si no".

"Otros ejemplos son el dominio del reciclaje de residuos, la búsqueda de nuevas soluciones energéticas (los tejados de las empresas ya son de tejas fotovoltaicas) y, del mismo modo, la multimodalidad, ya sea marítima para los cursos ascendentes (el puerto comercial de Port-Vendres está a unos veinte minutos de la plataforma) o ferroviaria en el contexto de entregas a nuestros clientes. Junto a la plataforma se encuentra una terminal de tren".

"El crecimiento de Saint Charles International se ha producido sobre todo en los flujos de exportación en los últimos años. El campo internacional sigue siendo una oportunidad de futuro". Para ello, las empresas reciben el apoyo del grupo Saint-Charles Export, creado en 2007, que ofrece soluciones llave en mano en términos de organización de misiones de prospección, recepción de compradores o participación en importantes ferias comerciales.

"La multimodalidad también es un proyecto en el que invertimos a largo plazo como parte de una política de desarrollo sostenible global. Hemos abierto muchas posibilidades de reflexión y acción: en formación, contratación, calidad y digitalización; en resumen, no nos faltan proyectos".

La plataforma Saint Charles International recibe y comercializa productos con una fuerte orientación hacia los orígenes mediterráneos, en particular españoles, marroquíes y franceses. "También estamos trabajando en el desarrollo de nuestra cartera de clientes, en especial del cliente extranjero, mediante las acciones de Saint-Charles Export. La diversificación de orígenes para ofrecer una mayor gama de productos del 1 de enero al 31 de diciembre también es importante para nuestra estrategia de desarrollo", comenta Denis.



En total, la plataforma comercializa 1.766.000 toneladas por un valor de 1.950 millones de euros en ventas (cifras de 2016/2017). Cada día, trabajan 2.200 empleados directos en Saint Charles International.

Más información:
St. Charles International
0033 4 68 54 66 40


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor