La recolección de hortalizas con robots no está tan lejos

En un futuro muy cercano, los robots van a recolectar las hortalizas que encontremos en las tiendas de los Estados Unidos.

La revolución de la automatización que han vivido las fábricas llegará al sector agrícola de los Estados Unidos y su primera parada, probablemente, serán las plantaciones de interior. A la cabeza de este avance habrá empresas como Root AI, una joven startup que acaba de recaudar 2,3 millones de dólares para sacar al mercado su primera línea de tecnologías de cosecha robótica y optimización de explotaciones.

Root AI se centra en los 214.000 metros cuadrados de plantaciones de interior que existen actualmente en todo el mundo y espera crecer a la par que estos cultivos de interior. Esas plantaciones ofrecen enormes ventajas de rendimiento frente a las plantaciones tradicionales, con una huella mucho menor en cuanto a uso de recursos. El rendimiento medio por acre (0,405 hectáreas) de las plantaciones de interior para cultivos como los tomates y las hortalizas de hoja es más de diez veces superior que en las plantaciones de exterior. El equipo ejecutivo de Root AI opina que la empresa puede aumentar todavía más esos rendimientos.

Josh Lessing y Ryan Knopf, cofundadores de Root AI
"La agricultura se enfrenta a muchos desafíos complicados y, al mismo tiempo, tenemos a necesidad de producir muchos más alimentos", dice Lessing. "Y gran parte de esos desafíos están en el campo, no en las instalaciones de envasado y procesamiento. Así que Ryan y yo empezamos a crear esta nueva tesis acerca de cómo podríamos hacer que la inteligencia artificial resultara de utilidad para los productores".

El primer producto de Root AI es un robot móvil que trabaja en las plantaciones de interior. Recolecta los tomates y es capaz de mirar los cultivos y evaluar su salud, y llevar a cabo tareas sencillas como podar las matas y observar y controlar los perfiles de maduración para que el robot pueda cultivar (en un principio tomates) de manera continua y más eficiente que las personas. Todo ello lo hace el robot, sin apoyarse en acceso remoto a un centro de datos. Y todo en tiempo real.

Herramientas como estos robots son cada vez de más ayuda, como señalan los fundadores de Root AI, porque la mano de obra agrícola es cada vez más escasa en los Estados Unidos.

Mientras, la creciente presión sobre el sector agrícola hacen de la agricultura de interior asistida por robots una opción de producción cada vez más viable. El crecimiento continuo de la población y la reducción de la tierra cultivable ocasionados por el cambio climático suponen que las plantaciones de interior, que pueden producir hasta veinte veces más con un 90% menos de agua, sean muy atractivas.


Fuente: techcrunch.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor