"El comercio se está ralentizando. Es como si la gente estuviera un poco cansada de los melones", dice Pieter de Ruiter, de la empresa holandesa 4 Fruit Company. Sin embargo, el importador no se queja. "Ha sido un buen verano para nosotros, los comerciantes. Los días con clima tropical han sido muy buenos para las vacaciones de verano, que normalmente son tranquilas. Soy consciente de que no ha sido fácil para los productores, pero nosotros, como comerciantes, hemos logrado vender una cantidad extraordinaria a buenos precios. Nuestro distribuidor, Anecoop, ha comprado el mayor volumen en años. El mercado de sandías fue fantástico, excepto por una semana".



Se ha alcanzado un punto de inflexión. "Hemos recibido excelentes melones Galia y Cantaloupe de Murcia, pero ahora que estas variedades provienen de La Mancha y están empezando a surgir problemas de calidad. Los melones están blandos, son sensibles y menos sabrosos. En las sandías se puede ver que aproximadamente una de cada diez es cada vez más frágil. Los niveles de precios también han bajado, ahora están entre 60 y 70 céntimos para las sandías y entre 3,50 y 4 euros para los Galia. Actualmente estamos esperando la temporada brasileña, los primeros melones llegarán en la semana 35".


Para más información:
Pieter de Ruiter
4 Fruit Company
Handelsweg 30
2988 DB Ridderkerk, NL
Tel. +31 (0)180 64 19 02
pr@4fc.nl
www.4fruitcompany.nl