Los productores de granada de Maharashtra se han visto gravemente afectados por el reciente reglamento sobre límite máximo de residuos (LMR) de la Unión Europea, pues ha aportado más incertidumbre a la viabilidad de exportación de sus productos. La ampliación de la superficie de cultivo y los ataques de plagas han perjudicado sustancialmente a los productores.

Maharashtra, que cultiva granadas en más de 130.000 hectáreas, es el estado líder en exportación y producción. Pune, Solapur y Ahmednagar son algunos de los principales productores de granadas y estas frutas acaban en mercados como la UE, Bangladés, los EAU y Oriente Medio. De media, el país exporta más de 2.000 toneladas de fruta solo a la UE.

Prabhakar Chandane, presidente de la Asociación de Productores de Granada de la India, dice que en la campaña de exportación 2017-18 se han enviado solamente 1.500 toneladas de esta fruta a la UE. El año anterior, aún fueron 2.500-3.000 toneladas. "La UE decidió cambiar el LMR de ácido fosfórico a 2 mg/kg, lo que ha impedido exportar", explica.

Por si fuera poco, Bangladés subió el arancel de importación a los productos indios el año pasado, lo que se ha traducido en menores exportaciones a ese país. Chandane dice que tan solo el 75 por ciento de las exportaciones programadas a Bangladés se materializaron a causa de la excesiva estructura de impuestos. Este año han llegado a Bangladés 40.000 toneladas de granada, frente a las 51.000 toneladas del año pasado.

Chandane indica a indianexpress.com que el problema del ácido fosfórico es serio y que puede minar el negocio. Los productores han escrito a la Autoridad para el Desarrollo de la Exportación de Alimentos Agrícolas y Procesados (APEDA) para que trate el problema con las autoridades pertinentes en busca de una solución.