Australia prevé récord de producción de cereza en 2018/2019

Los datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos muestran que se prevé que el volumen de producción de cerezas australianas bata otro récord en la campaña 2018/2019 (de noviembre de 2018 a octubre de 2019). El volumen de producción previsto es de 18.000 toneladas, muy por encima de las 10.000 toneladas de 2016/2017 y de las 16.000 toneladas de 2017/2018. Si todo va bien, el volumen de producción de la próxima campaña batirá un nuevo récord histórico.

El volumen general de producción de cerezas australianas no es tan grande en comparación, tan solo representa el 1% de la producción mundial. La superficie dedicada a la plantación de cerezos en todo el mundo no ha variado en los últimos años, ronda las 3.300 hectáreas. Las mayores zonas de producción en Australia se encuentran en Nueva Gales del Sur, Victoria y Tasmania. Una cuarta región importante para la producción de cereza es Australia Septentrional. Estas cuatro regiones producen principalmente para la exportación. En Australia Occidental y Queensland se produce relativamente a pequeña escala y satisface principalmente la demanda nacional. La producción de cereza australiana comienza generalmente en octubre y dura hasta finales de febrero del año siguiente. Los huertos de cerezos de Tasmania no sufren de mosca de la fruta, pero su temporada de producción es la más corta, solo dura unas ocho semanas, de mediados de diciembre a enero. Tasmania exporta el 90% de lo que produce.


Cerezas australianas

La lluvia, la humedad y las heladas pueden influir en el volumen de producción y en la calidad de las cerezas. Los productores de Tasmania y Victoria han empezado a construir invernaderos para limitar la influencia de las condiciones meteorológicas en la producción de cerezas. Además, de esta manera también se prolonga la temporada. Esto permite a los productores satisfacer mejor la demanda del mercado, que es particularmente feroz en torno al Nuevo Año Lunar chino.

Las cerezas tasmanas recibieron el permiso de entrada por avión en el mercado chino en 2013, seguidas por las cerezas de Australia continental a finales de 2017. El transporte marítimo tarda unos 20 días, mientras que en avión llegan solo en 48-72 horas. Esto beneficia a los productores australianos, que aumentan a ritmo constante la exportación de cereza a China. Está previsto que el volumen de exportación ascienda a 7.000 toneladas en 2018/2019, un incremento de 2.000 toneladas con respecto a la temporada anterior.

China y Hong Kong absorben casi la mitad del volumen de exportación de cereza australiana, y ahora que más aerolíneas enviarán esta fruta de Australia a China, se espera que la cuota de mercado crezca.

Fuente: yuenansg.cn

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor