La Universidad de Chile ha patentado una nueva variedad de ciruela llamada Sweet Pekeetak. Se trata de un cultivar asiático con características únicas, como una floración y una maduración muy tardías. Comparada con variedades las más conocidas Friar y Angeleno, la Sweet Pekeetah se cosecha 35-40 y 15-20 días más tarde, respectivamente.



"Los árboles tienen un vigor medio y producen ciruelas de 140-150 gramos con una carne verde amarillenta. Son más firmes, más crujientes y con mayor grado Brix que las ciruelas Angeleno. Además, tienen un mayor equilibrio entre dulzor y acidez, con un contenido de sólidos solubles del 20-22% (en comparación con el 16% de la variedad Angeleno)", describe el obtentor Rodrigo Arturo Infante Espineira. 

"La mayor duración de la maduración permite retrasar la cosecha, y aumentar los calibres y el contenido de sólidos solubles sin poner en peligro la conservación poscosecha, que puede ser de hasta 60 días a 0 ºC. La variedad no es sensible a las temperaturas bajas y, por lo tanto, es apta para exportarse a mercados lejanos".

Fuente: United States Patent Application No. 2018/0160583, 7 de junio de 2018.