STK bio-ag technologies, una empresa de bioagricultura israelí, anuncia que su fungicida 'híbrido' STK REGEV® ha sido registrado en Argentina para los cacahuetes, con futuras extensiones de la etiqueta en patatas, uvas de vino, tomates, pimientos, arándanos y tabaco. La empresa dice que el producto protege y remedia variedad de enfermedades, incluyendo Cercospora arachidicola (mancha foliar temprana), Cercosporidium personatum (mancha foliar tardía) de los cacahuetes, mildiu polvoriento, alternaria, oxidación y botritis en otros cultivos.

STK REGEV® es un fungicida "híbrido" foliar, y actualmente se utiliza en diez países en varias zonas del mundo, con planes de expansión global en 2019.

STK dijo que es un fungicida ready to use, que se utiliza exactamente como otros fungicidas, pero con residuos químicos reducidos y un mejor manejo de la resistencia debido a su formulación altamente compleja de aceite de árbol de té y difenoconazol. Según la empresa, el fungicida sirve como un "puente", permitiendo a los agricultores que nunca han usado ningún producto biológico probar uno, sin tener que mezclar, rotar o hacer algo de forma diferente.

Según el director de STK Argentina, Mariano Laurencena (en la foto), STK REGEV® será distribuido exclusivamente por SummitAgro.


Para más información:
Nilly Maik
STK
+ 972 52 7599242
nilly.maik@stk-ag.com
www.stk-ag.com