Patatas lavadas para destinos lejanos

Exportar patatas lavadas a destinos lejanos es un negocio arriesgado. La calidad de las patatas puede disminuir debido a los largos tiempos de transporte. Sin embargo, la demanda de patatas lavadas está aumentando a nivel mundial, y varios países tienen requisitos estrictos respecto a las taras. Con su experiencia en lavado para industria, Jan Vroegop y Wim Murre, de Primofin, desarrollaron una línea de lavado para que las patatas pudieran aguantar mejor los largos tiempos de transporte.

"Lavamos las patatas para industria desde hace años", dice Wim. La empresa holandesa en Swifterbrand, Flevoland, lava, escanea y / o sala los 'lotes problemáticos' en particular, con demasiado verde, deterioro o motas. "Además, hay muchos otros problemas", continúa. "Brotes, bultos, piedras o puntos de presión: depende de las circunstancias de producción y almacenamiento. No hemos tenido ningún periodo tranquilo en los últimos diez años".



Desarrollando su propia línea de lavado
Wim ha visto un aumento de la demanda de patatas lavadas por parte de los comerciantes, y particularmente para destinos de exportación lejanos. "El lavado para la exportación es completamente diferente al lavado para industria", comenta. Aunque las patatas del sector se transforman en patatas fritas u otros productos de patata dentro de las cuatro horas posteriores al lavado, las patatas de exportación pasan mucho tiempo en el trayecto antes de llegar a su destino. Sin embargo, Wim asumió el desafío.

"Visitamos muchas empresas de clasificación y plantas de lavado, y así es como desarrollamos nuestra propia visión respecto al lavado", explica. Debido a la amplia orientación, Wim se dio cuenta de la importancia de una línea de lavado higiénica y favorable para las patatas. "Desarrollamos nuestra propia línea, que lleva en funcionamiento desde 2017. La forma en que lavamos las patatas, alarga su vida útil para la exportación o el mercado de productos frescos".



La altura de caída es importante para la calidad
La línea lava las patatas sucias, después de lo cual se escanean, secan y clasifican según el tamaño. Finalmente, las patatas se pueden envasar en varios envases, variando desde papel o malla hasta bolsas y cajones. "Desarrollamos la configuración de la línea nosotros mismos. Compramos algunas de las máquinas, pero otras partes las desarrollamos nosotros. Un aspecto importante en una máquina es, por ejemplo, la altura de caída y el número de transiciones en una línea. Con una tolva, las patatas pueden caer fácilmente unos 40 centímetros". Wim desarrolló una solución conectando la cinta transportadora directamente a la tolva, por lo que la altura de caída es limitada.

Para la exportación al sudeste de Europa, las patatas ya están lavadas. Para la exportación a destinos más lejanos, el comercio es un poco más vacilante, según ha notado Wim. "La mayoría de los comerciantes están preocupados por el deterioro durante el transporte, pero estamos convencidos de que no hay de qué preocuparse cuando la calidad de las patatas es buena". Wim espera que la demanda de patatas lavadas aumente en varios países. "Comprar patatas lavadas es más sostenible cuando no hay taras. El escaneo de las zonas verdes también es imposible cuando no se lavan las patatas". Además, algunos países, incluida Arabia Saudita, tienen requisitos estrictos para la importación. "A veces, los lotes apenas se aprueban porque todavía hay tierra en las patatas".



Lavado para cafeterías
Para las empresas importadoras, las patatas lavadas tienen el beneficio de ofrecer una mayor transparencia sobre la calidad. "Espero que muchos compradores lo aprecien cuando se les entreguen las patatas". En los supermercados holandeses y europeos, se puede observar una tendencia clara hacia patatas más limpias. "Lo mismo ocurrirá con los destinos más lejanos". Además de exportar, Wim ve oportunidades para las patatas lavadas en el sector de la restauración. Debido al aumento de patatas fritas frescas cortadas en las cafeterías, los Países Bajos también tienen un mercado para las patatas lavadas.

"Los clientes ven el beneficio de esta línea de lavado", explica Wim. "Ven los beneficios de una mayor vida útil". Dependiendo de la calidad a la llegada, la vida útil varía de dos semanas a varios meses. Al igual que otras máquinas, la línea de Primofin tampoco hace milagros; la calidad de las patatas no se puede mejorar mediante el lavado. "Estamos enfocados en la calidad, y traducimos eso en lo que esperan nuestros clientes. Estamos enfocados en la altura de caída y la velocidad de la línea".

Debido a esta expansión, Primofin ahora tiene dos líneas de lavado para varios mercados. Las patatas para el sector se lavan en un almacén, mientras que en otro se lavan las patatas para el mercado de productos frescos. "Primofin es un nombre conocido en el sector, pero todavía tenemos trabajo que hacer entre los comerciantes para el mercado de productos frescos".


Para más información:
Primofin
Wim Murre

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor