"La campaña italiana del caqui está empezando. Ha habido muchas caídas pese a que hemos tenido cuidado con los recursos de agua y la gestión nutricional. Ahora las plantas están reaccionando después de las fuertes tormentas, pero los calibres son muy buenos", explica un productor.

(Foto de archivo)

Se prevé un año bastante peculiar. "Creo que los precios serán excelentes porque no hay mucho producto disponible ni competencia de España, que se ha visto afectada por las heladas en marzo y abril".

En cuanto a las granadas, el agrónomo señala que España está registrando problemas de calibres porque las condiciones meteorológicas han sido desfavorables. En Italia, parece que los rendimientos son bajos.