Anuncios

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Batiste Eixarch, de Fontestad: "No estamos lejos de poder ofrecer naranja española todo el año"

"El calendario de cosecha de cítricos españoles puede desplazarse en el futuro"

Si bien en los últimos años se ha apreciado en el sector citrícola español una tendencia de los mercados europeos a decantarse por las variedades tardías del hemisferio sur en el arranque de campaña, este año se ha hecho todavía más evidente la falta de compras en el campo y se prevé que en el futuro, las variedades de mandarina española extra tempranas se vayan desplazando más.

De acuerdo con Batiste Eixarch, gerente de la empresa valenciana Fontestad, “hay una creciente producción de mandarinas Clemengold y Orris en países del hemisferio sur como Sudáfrica, donde, dada la superficie que se ha plantado, podrían triplicarse e incluso cuadriplicarse los volúmenes en un futuro cercano. Se trata de variedades muy apreciadas por el mercado, por su coloración y sabor y por tanto, representan una amenaza para la futura comercialización de variedades extra tempranas como Clemenrubí u Oronules".

"No obstante, la fruta española tardía también está desplazando a la temprana del hemisferio sur, tanto en mandarinas, con las citadas variedades, como en naranjas, con variedades muy apreciadas como Navel Powel, Barfield o Valencia Midknight. Por tanto, estimamos que la cosecha española vendrá cada vez más tarde y terminará también más tarde. El sector encuentra la segunda parte de campaña cada vez más interesante y tiende a buscar aumentar el cultivo de variedades tardías con royalties, que son las que dominan el mercado”.

“En el pasado, en España no se consumía naranja de mesa a partir de mayo, solamente se consumía para zumo, mientras que hoy en día, los consumidores ya pueden encontrar naranjas de mesa con muy buenas cualidades organolépticas durante los 365 días del año, gracias a que hay un nicho de mercado que lo demanda, a pesar de la abundante disponibilidad de fruta de verano”.


La empresa suministra cítricos durante todo el año, y para completar el período de contraestación, cuando termina la temporada española, recurre a la importación de naranjas de Sudáfrica, que aunque presentan una excelente calidad, representan una tarea cada vez más costosa tanto económicamente como en planificación a raíz de la decisión del sector citrícola del país africano de interrumpir los envíos a puertos españoles. Por esto, y por las razones anteriormente expuestas, Fontestad sigue en la búsqueda de variedades de naranja que puedan extender el ciclo de producción en España hasta la llegada de las nuevas Navelinas en noviembre, algo que no está tan lejos de conseguirse. "Ya somos capaces de ofrecer naranja española de calidad hasta la segunda semana de septiembre", afirma Batiste Eixarch.


Todavía hay mucho recorrido para crecer en mercados europeos

La empresa con sede en Museros cerró la pasada campaña 2017/2018 con un facturación de 153 millones de euros, lo cual representa un 8% de crecimiento que se debe tanto al aumento de las ventas en el mercado nacional como en mercados de exportación en Europa, principalmente en Reino Unido, Francia y Suiza, y en menor medida en Alemania y Polonia.

Este año, Fontestad ha empezado a emprender un camino hacia una mayor sostenibilidad, desde el cultivo hasta la manipulación. La empresa ha invertido 2 millones de euros en instalaciones fotovoltaicas que permitirán el ahorro de un 25% de energía en la central de envasado, y ha implementado un sistema de reciclado del agua para hacer un uso más eficiente de este recurso.

Por otra parte, Fontestad se convierte en la primera impresa en obtener la certificación Bayer Food Chain Partnership, un proyecto de colaboración en la cadena alimentaria cuyo objetivo es una agricultira sostenible y obtener un producto sano, seguro y de calidad. Para ello, en el campo se monitorizan las plagas y los insectos beneficiosos para decidir si es necesaria una intervención. En tal caso, se valoran todas las alternativas posibles a la utilización de químicos, tanto trampas como sueltas de insectos depredadores, confusión sexual etc. Si hay que utilizar elementos químicos, se seleccionan aquellos que presentan mejor perfil toxicológico y en fechas en las que los residuos en la fruta una vez envasada serían mínimos.

“Sabor valenciano” en Fruit Attraction

Fontestad fue la primera empresa citrícola que participó en Fruit Attraction, en Madrid, y desde entonces, lleva sorprendiendo a los visitantes de la feria con atractivos stands que cada año presentan una temática diferente relacionada con valores de la empresa. “Es una feria que viene en muy buenas fechas para hacer negocios, y esto se debe a que está dirigida por profesionales del sector como Jorge Brotons y José Gandía. Es algo que lleva más inversión económica, pero que siempre es muy bien recibido por nuestros clientes y visitantes. Este año vamos a sorprender con una temática con mucho sabor valenciano. Invitamos a todos a visitarnos en el pabellón 3 stand 3D03”.

 

Más información:
Batiste Eixarch
Fontestad, S.A.
Carretera CV 32, km 9
46136 Museros Valencia, España
Tel.: 0034 961 450 655
beixarch@fontestad.com
www.fontestad.com

 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor