Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"La congelación IQF es el futuro de la conservación de alimentos"

La tecnología ha avanzado mucho en la conservación de las frutas y hortalizas frescas durante largos periodos de tiempo. No obstante, la prolongación de la vida útil no siempre supone conservar el sabor más tiempo. Aquí es donde la congelación IQF puede ser una solución, según Svetlana Plotean, de OctoFrost.

Cuando se compara la congelación IQF con otros métodos de congelación o transformación de alimentos, son muchas las ventajas que se observan. Según Svetlana Plotean, gerente de marketing de OctoFrost, una de las tres ventajas principales es que el valor nutricional se mantiene intacto: "En especial cuando se exportan frutas y hortalizas a ultramar, en ocasiones el producto puede tardar hasta tres semanas en llegar a su destino, lo que implica una pérdida significativa del valor nutricional, además de gusto y sabor. Por eso nuestros clientes utilizan nuestros equipos de congelación en origen, cuando está en su punto de maduración óptimo y cuando su valor nutricional es máximo. Lo ideal sería que la planta de procesado se encontrara justo al lado de los campos para que la eficiencia fuera óptima".

Otra ventaja de la congelación IQF es la comodidad de descongelar la cantidad exacta de producto que necesitamos para hacer la comida, un smoothie o incluso un snack: "No es necesario descongelar toda la bolsa si no tenemos pensado utilizarla entera. Esto nos lleva directamente a una tercera ventaja: la reducción del desperdicio. Desperdiciamos de un 40 a un 70 por ciento de nuestros alimentos frescos, dependiendo del producto. En lo que a conciencia medioambiental y a reducción del desperdicio respecta, la congelación IQF es imbatible", explica Plotean. "Así se benefician tanto los consumidores como las empresas, pues para los consumidores la disminución del desperdicio de alimentos supone incluso un ahorro económico. Por el cambio climático y porque es nuestra responsabilidad cuidar del planeta, es vital reducir el desperdicio alimentario. Espero que la congelación IQF se convierta en la norma en la exportación de productos".

La tecnología utilizada para la congelación IQF apareció hace unos veinte años, por lo que todavía es relativamente nueva. Con el tiempo, según Plotean, se han hecho mejoras: "Dado que la tecnología cambia tan rápido, hemos podido mejorar muchos aspectos del proceso de congelación. Hemos logrado que todo el proceso sea mucho más eficiente energéticamente, lo cual ayuda a mantener bajo los costes y también contribuye al aspecto medioambiental. Así mismo, hemos podido hacer que el proceso sea más flexible en cuanto a cambiar de unos productos a otros. Por ejemplo, en los congeladores tradicionales, limpiar una cinta transportadora para cambiar de producto es un proceso largo y problemático. En cambio, OctoFrost ha desarrollado unas bandejas fácilmente intercambiables que se permiten cambiar un juego por otro limpio en aproximadamente dos minutos. Esto brinda mucha flexibilidad a los procesadores".

"OctoFrost ha desarrollado una aerodinámica única en su congelador que minimiza la deshidratación del producto y optimiza la eficiencia energética, algo que ha conseguido combinando un diseño muy compacto con la posibilidad de ajustar la velocidad de los ventiladores. La calidad del producto ha mejorado considerablemente gracias a estas tecnologías. Otro ejemplo de innovación es la manera de transferir el calor en la escaldadora IF, la cocina IF y la enfriadora IF. Mientras que otros equipamientos utilizan vapor para transferir calor, los nuestros utilizan un sistema de ducha de lluvia. El resultado es un mejor control de la temperatura y una transferencia de calor más rápida. Sencillamente, nuestro método es más eficiente", afirma Plotean.

En cuanto al futuro, la tecnología nunca se detiene. Plotean prevé que todavía hay mucho terreno que ganar en relación con el tamaño de los equipos de congelación IQF: "El tamaño va de la mano con la eficiencia y esa ha sido siempre uno de nuestras meta. Nuestros equipos ya son en torno a un 30-40 por ciento más pequeños que los de la competencia, lo cual no solo ahorra energía, sino que hace que el uso del espacio sea más eficiente. Es de imaginar que un cliente no quiera desmontar la mitad de su nave solo para sustituir o mejorar un solo componente de una línea IQF, así que siempre tratamos de avanzar en términos de eficiencia, y ya hemos demostrado nuestro éxito a este respecto. También estamos evaluando diferentes tipos de nuevas aplicaciones de la técnica IQF. Por ejemplo, podemos congelar hierbas y productos de hoja con este método, una gran solución para mantener fresco el sabor".

En general, Plotean opina que la congelación IQF debería ser el futuro del suministro de frutas y hortalizas: "Sinceramente, creo que el segmento Fresh no sobrevivirá en el largo plazo en lo que a transporte a ultramar se refiere. Siempre se transportarán productos frescos, pero yo creo que será solo en el ámbito local. Las expectativas del cliente siguen subiendo, busca un gusto y un sabor natural que es muy difícil de encontrar, por ejemplo, en las frutas y las berries frescas provenientes de ultramar".

Más información:
Svetlana Plotean
OctoFrost Group
Tel.: +46 (0) 7600 600 81
Email: svetlana.plotean@octofrost.com 
www.octofrost.com  


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor