Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Huelva

España: Las lluvias dañan cultivos y provocan retrasos en los envíos

España está pasando, desde la semana pasada, por un periodo de lluvias copiosas que no están pasando desapercibidas en el sector hortofrutícola. Dependiendo de la zona productora, los daños se traducen directamente en pérdida directa de producción, afectación de la calidad, retrasos en los pedidos durante estos días y en las futuras cosechas. 

En Murcia, las hortalizas de hoja son las más afectadas

Desde el viernes pasado, la mayoría de productores y exportadores de hortalizas en las zonas productoras de la Región de Murcia han tenido imposible el acceso a los campos para proceder a su cosecha, debido a las fuertes precipitaciones. Y es que llueve sobre mojado en Murcia, ya que la semana anterior también fue lluviosa.

"En un fin de semana ha caído un tercio de la cantidad de lluvia que caer en esta zona en todo el año. Los campos están anegados o embarrados y resulta imposible trabajar en ellos", cuenta Ginés Navarro, de la empresa murciana Agridemur, productora y exportadora de hortalizas de hoja y bolsas de ensalada. "Esta situación está provocando un retraso en las salidas de las cargas para satisfacer los pedidos y los programas establecidos con los clientes. A esto se suman las huelgas del transporte en Francia, que todavía aseveran más la situación", añade. 

"Estamos evaluando los daños con nuestros técnicos y aún no tenemos cifras, pero las hortalizas de hoja como la lechuga y las espinacas verán su calidad afectada por el salpicado del barro y la tierra arrastrada por el agua. Igualmente, podrían darse problemas asfixia radicular en los cultivos provocada por el exceso de agua en el suelo", indica el productor.

Desde Proexport, han avanzado que cultivos como el brócoli o la coliflor no se verán afectados, más que por los retrasos en la cosecha y los envíos. Serán por tanto las hortalizas de hoja los cultivos más afectados por el barro, lo cual puede devaluar su precio en el mercado. 

En riesgo la calidad de los cítricos y retraso de la cosecha

La sucesión de lluvias que durante los últimos seis días ha descargado de manera especialmente torrencial y persistente sobre el campo valenciano van a causar importantes pérdidas tanto en los principales cultivos que ahora mismo se encuentran en plena temporada como en las infraestructuras agrarias. Según una primera valoración de urgencia efectuada por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), las pérdidas alcanzarán al menos los 70 millones de euros, si bien esta cifra podría acabar siendo muy superior y llegar hasta los 120 millones en función de la evolución del clima, puesto que factores como la humedad, las altas temperaturas u ocasionales episodios de nuevas lluvias van a determinar un mayor o menor impacto sobre la agricultura.


Las producciones agrícolas más castigadas son, por este orden, los cítricos, el caqui y las hortalizas. Solo las pérdidas previstas en cítricos –principalmente en clementinas aunque también en naranjas– están valoradas en una horquilla entre 50 y 100 millones debido a la afección directa sobre una cantidad que oscila entre 250.000 y 500.000 toneladas. Los daños tienen como causas fundamentales la inundación de los árboles (el estrés de las raíces obliga al arbolado a desprenderse de los frutos e incluso en los casos más graves acaba provocando una asfixia radicular que causa la muerte del naranjo), el pixat (una fisiopatía que deteriora la piel de las clementinas debido a cambios bruscos de humedad hasta tal punto que deja inservible la fruta para su comercialización) y el aguado (enfermedad causada por el hongo Phytophthora que pudre la fruta). Las comarcas de La Ribera, La Safor, La Costera y la Hoya de Buñol son las más afectadas por esta clase de siniestros en la citricultura.


Las pérdidas en el caqu se situarán en un rango entre 5 y 8 millones de euros, la mayor parte de las cuales se concentran en la comarca de La Ribera. Un total de 20.000 a 40.000 toneladas de caquis sufrirán daños irreversibles a causa de la inundación de los campos. Esta merma se suma al descenso del 35% de la producción valenciana de caqui que ya habían ocasionado las heladas primaverales y, sobre todo, el pedrisco de julio.


En cuanto a las hortalizas, la incidencia del agua acumulada durante esta última semana supondrá unas pérdidas de 1 a 3 millones de euros, mientras que la producción perjudicada se situará entre 2.000 y 4.000 toneladas. Los cultivos que salen peor parados son las cebollas, coles, coliflores y alcachofas en las comarcas de l’Horta y Camp de Túria, tanto por la disminución de cosecha como por los sobrecostes que han de soportar los agricultores en tratamientos fungicidas contra el ataque de hongos. La lluvia también ha retrasado la recogida de la chufa y, a su vez, la posterior plantación de otras producciones hortícolas en esos mismos campos.


Finalmente, la asociación cifra entre 10 y 15 millones de euros el alcance de los daños en las infraestructuras agrarias, tales como invernaderos, muros, caminos rurales, canalizaciones, etc.

Daños en la fresa de Huelva

Las lluvias registradas el domingo en distintos municipios de la costa de Huelva han provocado daños en unas 150 hectáreas de explotaciones agrícolas dedicadas principalmente al cultivo de la fresa.

Según han informado la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva, las lluvias han afectado principalmente a explotaciones agrícolas de los municipios de Lepe, Isla Cristina y Cartaya.

Algunas empresas asociadas de Freshuelva, como Agromartín y Freslucena, han informado de elevados daños en sus fincas de Lepe, aún pendientes de cuantificar.En el caso de Freslucena, se han visto afectadas unas 10 hectáreas, las últimas plantadas que no estaban cubiertas, lo que ha facilitado que la lluvia arranque la planta.

En el caso de Isla Cristina, el Ayuntamiento ha informado de que los principales daños a cultivos agrícolas se han producido en La Redondela, donde el domingo se produjo la situación más alarmante, concretamente en la laguna del Prado donde la vía verde (antigua vía del ferrocarril) actúa como presa y el embalse de agua de lluvia amenazaba con romper esta barrera.

 

 


Fecha de publicación :
Autor:
©



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor