Castellón, Comunidad Valenciana

España: Con la llegada del frío a Europa, repunta la demanda de cítricos

Lo que mal empieza no tiene por qué acabar mal. Comercios, cooperativas y agricultores de Castellón se aferran a la posibilidad de darle la vuelta a una campaña citrícola que arrancó con la entrada masiva de clementinas del hemisferio sur y siguió con un inoportuno episodio de lluvias que finalizó el lunes en la provincia. La buena noticia es que en los últimas jornadas, con la llegada del frío a muchos países de Europa, los exportadores ya notan un repunte de la demanda que confían en que se prolongue durante el resto de la campaña.

En los países europeos, que son los principales mercados de la clemenules, ya tiritan de frío. En París no superaron este jueves los cinco grados, en Berlín amanecerán hoy bajo cero y en Milán se esperan lluvias y máximas de ocho grados. “Cuando el tiempo empeora es cuando realmente se comen clementinas en Europa”, afirman a Mediterráneo fuentes de empresas citrícolas que dedican buena parte de sus esfuerzos a la exportación y que ya notan un incremento de los pedidos.

“Tras las precipitaciones, el trabajo se ha reanudado con mucha intensidad, tanto en el campo con la recogida como en los almacenes”, añaden estas mismas fuentes. Pero no son las temperaturas el único motivo de esperanza para el sector, puesto que los envíos de fruta desde el hemisferio sur –fundamentalmente de Sudáfrica– también se han reducido notablemente, pese a que legalmente todavía pueden entrar en la Unión Europea hasta el 30 de noviembre.

Todos los consultados coinciden en que ya se puede hablar de una campaña "mucho más corta de lo habitual" debido al clima y la competencia exterior. Pero esto también provoca que, a partir de ahora, no quede otra que acelerar. Es la opinión del secretario general de la Unió de Llauradors, Carles Peris, que dijo confiar en que se confirme el "empujón" que ya se observa en el campo.

Aún faltan muchos tratos
Lo que también es cierto es que la falta de demanda y la inestabilidad meteorológica han provocado que el ritmo al que se cierran los tratos entre comercios y agricultores no sea el de otros años. Según los cálculos del presidente de Fepac Asaja en Castellón, Josep Vicente Guinot, “aproximadamente la mitad de las clemenules de Castellón aún no tienen comprador”. El motivo es que, según fuentes del sector, los comercios van con “pies de plomo” para no comprar fruta que pueda estar afectada por el pixat.

 

Fuente: elperiodicomediterraneo.com


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor