Análisis de la Cia Romagna sobre tendencias regionales

Aumentan las cerezas y los albaricoques, disminuyen los melocotones

En Emilia Romagna cada vez hay menos melocotones y nectarinas, mientras que los albaricoques y las ciruelas están aumentando. Esta es la fotografía que desvela el informe anual de Cia Romagna en 2018. El análisis se llevó a cabo a nivel regional, específicamente para las provincias de Forlì-Cesena, Ravenna y Rimini.

"Continúa la tendencia de expansión del área cultivada para albaricoques y cerezos", dice un comunicado, "también ligeramente la de los manzanos y ciruelos, mientras que el área cultivada de perales se mantiene. Por el contrario, las hectáreas dedicadas a melocotón y nectarina siguen descendiendo en una media del 10% anual. De las más de 10,600 hectáreas de Romagna registradas en 2017 (aproximadamente el 80% del área total de la región), poco menos de 6,900 hectáreas se dedican a nectarinas y unas 4,300 a melocotones. Por lo que respecta a producción, rendimiento, precios en origen y rentabilidad, el albaricoque parece uno de los árboles frutales con mayores dificultades en 2018, por cantidad y calidad, con una producción bruta comercializable poco satisfactoria".

La cereza registra una producción media más baja en las provincias encuestadas (aproximadamente un 30% menos), pero la calidad ha sido buena. La provincia de Forlì-Cesena es la que cuenta con una mayor extensión, con más de 530 hectáreas además de 740 en Romagna y más de 2000 en toda la región. La corniola es la variedad que más se cultiva, cuya producción ha caído alrededor de un 30% y cuyos precios son más bajos de lo esperado para lo consolidado de esta variedad.

En el cultivo de la manzana en Romagna, Ravenna es quien cuenta con mayores extensiones: más de 1,270 hectáreas de las 1,600 totales. Por otro lado, la pera está viviendo una situación particular. La producción de Romagna en 2018, entre verano e invierno, parece registrar un récord con un aumento del 15% en comparación con 2017 (rendimiento medio aproximado + 3%).

La producción de melocotones y nectarinas en toda la región de Emilia Romagna disminuye en un 15% de media, en línea con el descenso a nivel nacional (-16%), mientras que en Europa cae un -8%. Desde el punto de vista de los ingresos, sigue siendo un año no crítico.

Para la ciruela parece haber una débil recuperación. Romagna, con las provincias de Ravenna y Forlì-Cesena, posee más del 60% del área de cultivos de ciruela de la región: más de 2,740 hectáreas de las más de 4,100 totales. En Romagna, se estima que la producción total ha caído una media del 13%, con una reducción del 20% de la chino-japonesa en comparación con 2017. Sin embargo, en las variedades europeas ha habido un aumento en la producción de alrededor del 20%. Los precios en origen fueron más altos que otros años, hasta una media de 50 céntimos más por kg.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor