Algo no encaja en la entrada de ajo de países terceros a la UE

Las ventas de ajo español están totalmente estancadas

El sector del ajo español pasa momentos muy difíciles debido a la situación del mercado a nivel internacional. Las ventas se han ralentizado bastante y hay una gran incertidumbre con respecto al futuro.

Los rendimientos han sido altos este año, similares a los del año pasado, así como con una buena calidad. No obstante, el volumen actual de producción no está siendo absorbido a la velocidad que se esperaba al inicio de la campaña, de acuerdo con la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (ANPCA).


La comercialización de ajo temprano, tipo Spring, está casi completamente parada, y las ventas de ajo morado son muy lentas. Una de las principales causas es el gran aumento de producción de ajo chino en los dos últimos años, que ha ocasionado el desplome de los precios a nivel mundial. Y es que, en años anteriores, debido a eventos climatológicos, las producciones chinas se resintieron y hubo menos volumen, propiciando mejores precios y animando a otros productores chinos de ajo a plantar más hectáreas. La gran cantidad de ajo que maneja China en estos momentos solamente encuentra salida en el mercado a precios bajos, que terminan arrastrando a los precios de otros orígenes como el español o el argentino.


De acuerdo con la ANPCA, el ajo es un producto social en los países de la Unión Europea, y aunque en teoría está protegido frente al producto de países terceros a través de un arancel fijado en 1,20 €, este no está siendo suficientemente efectivo.


“Creemos que no se aplica un buen control de la entrada a la UE de producción procedente de terceros países, donde habitualmente los costes de producción son inferiores a los de los productores europeos. En conjunto, la UE es deficitaria en producción de ajo acorde a su consumo, incluso si sumamos el contingente de producto sin arancel; mientras que el producto importado de países terceros como China, debe entrar con arancel de 1,20€, el cual entendemos que debería ser el precio mínimo establecido en el mercado europeo. No obstante, la media de precios está muy por debajo de esta cantidad, por lo que al parecer, algo no está funcionando. Ante esta situación, estamos llevando una consulta a la CE para que nos aclare  cómo entra la producción de países terceros a la UE”, señalan desde la asociación.


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor