Cuando perder frescura es ganar sabor

La segunda vida del chile

A diferencia de otros alimentos, que cuando pierden su frescura dejan de servir, los chiles sí tienen vida más allá de la pérdida de su carnosidad. Los chiles frescos contienen una gran cantidad de vitamina C y los secos vitamina A, estos últimos se caracterizan por su color café-rojizo obscuro. Ese segundo aire les da “superpoderes” y cambian su sabor, de ahí también que muchos de ellos tengan otro nombre. 

Si has ido a un mercado mexicano y curioseado en los puestos de chiles, habrás notado que hay una gran variedad de chiles secos, pero que tienen nombres muy diferentes a los verdes, amarillos, anaranjados o rojos vivos que vemos en los puestos de verduras.

Los chiles frescos son de color brillante y tienen la piel lisa; los secos se dejan madurar y secar o deshidratar, de ahí que el sabor sea bien diferente así como su uso en salsas o en platillos.

Existen chiles que se utilizan tanto en su estado fresco como seco y su nombre cambia en función del estado en que se encuentren. Otros conservan su mismo nombre independientemente de si están frescos o secos y otros chiles solo se usan frescos.

Fuente: mexico.com

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor