Bananatex: Nuevo tejido para reemplazar el poliéster

Las elegantes mochilas, ahora disponibles en tiendas en Copenhague y Zúrich, comenzaron su vida en un bosque en Filipinas, donde las fibras de las plantas de banana se recolectan para convertirse en un nuevo tipo de material.

Qwstion, la marca suiza que fabrica los bolsos, ha pasado los últimos años trabajando con un especialista para diseñar el tejido, y el resultado es: Bananatex. Ahora la empresa quiere ayudar a otras marcas a usarlo para comenzar a reemplazar el poliéster y otros materiales plásticos.

La empresa estaba motivada por el hecho de que el poliéster, el nailon, el acrílico y otras fibras sintéticas hechas de combustibles fósiles dominan el mercado de ropa de deporte y accesorios, y al igual que otras formas de plástico, los tejidos rara vez se reciclan. "Inmediatamente vimos que era necesaria una alternativa", dice Hannes Schönegger, cofundador y director general de Qwstion.

La marca, un colectivo de diseñadores y empresarios que se lanzó hace una década, ha experimentado con el cáñamo, el bambú, el lino y otros materiales en el pasado. Hace cuatro años, conocieron el abacá, una planta de la familia de la banana que produce fibras largas que a veces se usan para hacer cuerdas o papel; la fruta que produce es diferente a la que se encuentra comúnmente en los supermercados, y no se come. En los primeros experimentos, el equipo se dio cuenta de que podía funcionar como material para bolsas. "Vimos cuán resistente es la tela y su duración, por lo que decidimos que tenía potencial y seguimos desarrollándola", explicó Schönegger.

Qwstion trabajó con socios en Taiwán para descubrir cómo fabricar un tejido de alta calidad a partir de la fibra, un proceso que llevó años de esfuerzo. Las fibras se convierten primero en un papel delgado pero resistente, y después el papel se corta en tiras finas y se trenzan en un hilo fino, tejido en un lienzo de alta densidad. El resultado es suave y muy ligero, pero también fuerte, ideal para una mochila. Un recubrimiento de cera natural hace que el tejido sea resistente al agua. Las bolsas terminadas no contienen plástico y no utilizan cremallera. Al final de su vida, el producto es biodegradable.

Fuente: fastcompany.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor