Se estiman entre 20 y 25 millones de kilos y una subida de los precios

España: Comienza la campaña de ajo en Córdoba

La campaña de ajo comenzó en Córdoba hace unos días con un estimación de producción de entre 20 y 25 millones de kilos. Córdoba es líder en Andalucía en el sector del ajo, tanto en superficie sembrada y producción como en industria, y es la cuarta provincia española, con una superficie que se mueve en torno a las 2.000 hectáreas.

Córdoba ha sido pionera en la producción de ajo negro, en incorporar valor añadido a nuestras producciones, y en potenciar el I+D+i con apoyo de las estructuras de investigación de la Junta de Andalucía.

Las exportaciones españolas de ajo estuvieron claramente lideradas por Córdoba, que vendió fuera de nuestras fronteras 21.696 toneladas por un valor de 29,51 millones de euros, siendo la primera provincia exportadora de la región.

Pese a estos datos destacados por la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, el presidente de la sectorial nacional del Ajo y de la sectorial de Asaja Córdoba, Miguel del Pino, ya informó hace unos días de que la superficie de ajo se ha reducido en la provincia entre un 15 y 20% en esta campaña hasta quedarse en alrededor 2.000 hectáreas debido al “desánimo de los agricultores para apostar por este cultivo a consecuencia de la caída del precio en las dos últimas campañas”. No obstante, recordó también que “Córdoba sigue siendo la principal provincia andaluza productora de esta hortaliza, representando el 38% de la superficie total de ajo en Andalucía, con 2.011 hectáreas y el 34% de la producción total andaluza de ajo, alcanzando las 22.121 toneladas”.

En cuanto al precio, se prevé que suba este año porque se espera que, desde el continente asiático, que acapara el 83% de la producción mundial, lleguen menos ajos frente a la superproducción que desarrolló el año pasado, que ocasionó que las cotizaciones estuvieran muy bajas.

Esta reducción de la superficie sembrada es una tónica que el sector viene sufriendo en los últimos años. La pasada cosecha esa caída fue del 10%, así como supuso una bajada de producción del 6% con respecto a la campaña de 2017. La calidad del producto fue buena, sin que se viera acompañada por la situación de los precios, que fueron a la baja debido a la gran existencia de ajo chino en cámara.

 

Fuente: eldiadecordoba.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor