España: Disminuye un 25% la superficie destinada a frutas de verano en Castellón

En la provincia de Castellón la superficie destinada al cultivo de frutas de verano ha descendido en un 25% en los últimos cinco años. Según el último anuario agrícola de la Generalitat, en Castellón hay 2.334 hectáreas dedicadas al cultivo de frutas de verano, correspondiendo principalmente a la producción de sandías y cerezas.

En el municipio de Salzadella, uno de los más importantes en la producción de cerezas, la falta de lluvias y las heladas de los meses de invierno redujeron la cosecha drásticamente, en torno a los 80.000 kilos. La mayoría de las cerezas de la provincia se comercializa en la Comunitat, destinándose muy poca fruta a la exportación.

En el caso de la sandía, la producción está muy focalizada en las tres localidades costeras del Maestrat: Vinaròs, Benicarló y Peñíscola. De hecho, tan solo la cooperativa Benihort, con 10 millones de kilos de esta fruta típicamente veraniega, copa el 70% de la producción de la provincia.

Este cultivo se ha impuesto en verano porque otros vinculados a las verduras que requerían una recolección manual se fueron abandonando hace aproximadamente 15 años por falta de rentabilidad.

La inexistencia de relevo generacional es lo que explica que se haya perdido buena parte de la tradición melonera en la Plana Baixa, donde hace cinco años se trabajaba el doble de superficie que ahora.

En el Palancia y el interior de la Plana Alta también sobreviven reductos de cultivos de nísperos y melocotón, respectivamente.

 

Fuente: elperiodicomediterraneo.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor