Acaba la guerra del tomate entre Estados Unidos y México

Estados Unidos y México han llegado a un acuerdo sobre la exportación de tomate mexicano. La ministra de Economía de México, Graciela Márquez, dice que la renovación del acuerdo suspenderá la investigación antidumping que ha estado en marcha. “Es una buena noticia, ya que mantendrá abierto el mercado estadounidense para nuestros tomates".

Ayer fue un día importante para ambos países, ya que la fecha límite del acuerdo expiraba a medianoche. Ahora comenzará un período de 30 días y luego se firmará el acuerdo, eliminando el arancel de importación del producto mexicano. El acuerdo tendrá nuevamente una validez de 5 años.

El acuerdo incluye la propuesta de inspeccionar el 92 por ciento de los camiones en la frontera para verificar su calidad, un aumento en los precios de referencia para los tomates especiales y un aumento en el precio de los tomates ecológicos para situarlos un 40 por ciento por encima del precio de los convencionales.

¿Qué ocurría?
El Acuerdo de Suspensión del Tomate fija diferentes precios mínimos para los tomates frescos mexicanos durante el verano y el invierno, y también especifica los precios para los tomates cultivados en campo abierto, entornos adaptados y entornos controlados.

El origen del acuerdo se remonta a 1996, cuando el Departamento de Comercio de Estados Unidos inició una investigación antidumping para determinar si las importaciones de tomates frescos se vendían a un valor inferior a su valor razonable en los EE. UU. Después de confirmar esto preliminarmente, al final se llegó a un acuerdo de suspensión, que incluía un precio mínimo para las importaciones mexicanas. El precio de referencia se renovará cada cinco años. Todos los tomates frescos o refrigerados de México están cubiertos por precios mínimos.

Retirada
Este pasado febrero, el Departamento de Comercio anunció su intención de retirarse del acuerdo de suspensión de 2013 sobre los tomates frescos de México, rescindiendo la revisión cada cinco años de la investigación suspendida y la revisión administrativa del acuerdo de 2013, para retomar la investigación antidumping iniciada en 1996.

Desde mayo, 90 días después del anuncio inicial de rescisión, Estados Unidos ha impuesto un arancel del 17,5% a las importaciones de tomate mexicano. Este verano, el Departamento de Comercio estadounidense anunció un margen de dumping del 25,28%, que estaba programado para septiembre. Gracias al nuevo acuerdo, se ha retirado de la mesa.


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor