Sigue creciendo el cultivo de calabacín

"Volverá a descender significativamente la superficie de cultivo de tomate en Almería"

El aumento de los costes de producción, la creciente competencia de otros países y la proliferación de nuevas plagas como la tuta absoluta, están complicando cada vez más el cultivo del tomate en Almería, por su bajada en rendimientos y beneficios. Esto está causando que la superficie siga descendiendo en los últimos 5 años en favor de otras hortalizas con costes de mano de obra más bajos y precios más estables como el calabacín, el pimiento o la sandía, en primavera.

Para esta campaña se espera de nuevo un descenso de la superficie de cultivo y por tanto, de los volúmenes de producción. “Todavía no sabemos en qué porcentaje va a bajar la producción de tomate este año en Almería, pero será significativo y podría variar entre un 10 y un 20%, según comentan los semilleros, las empresas que realizan el injerto y hacen crecer la semilla", explica Francesc Llonch, gerente de Kopalmeria, de Gavà Grup. “Los productores que dejan de plantar tomate se están pasando principalmente al calabacín, que sigue creciendo en superficie. Cultivos como el pimiento, tiene costes de producción algo mayores, pero los rendimientos son cada año más altos en España, que es líder mundial y continuará siéndolo por muchos años".

De acuerdo con el productor y comercializador, el cultivo del tomate ya es de por sí el más caro respecto a las demás hortalizas, y en la última campaña los costes de producción se elevaron un 20% con la aplicación de la subida del salario mínimo desde el 1 de enero 2019, haciendo que los márgenes de beneficio sean todavía más ajustados. Al mismo tiempo, la competencia de Marruecos y, en menor medida, Turquía crece en invierno y la de Países Bajos y Polonia en primavera y verano.

A todo esto se le suma la irrupción de la tuta absoluta, que está siendo el desencadenante para que los agricultores se muestren cada vez más reticentes a plantar tomate. “Todavía no existen tratamientos que combatan la tuta absoluta con garantías, si bien la suelta de insectos depredadores como Nessi en la lucha integrada parece frenarla un poco. Este insecto es más eficaz en el ciclo de verano-otoño y es menos activo en primavera, época en la que la tuta absoluta se reproduce exponencialmente. Es complicado mantener un equilibrio entre Nessi y la tuta, algo así como los leones y las gacelas en la sabana”, señala Frances Llonch.

 

Para más información:
Francesc Llonch
KOPALMERIA/ Gavà Grup
Carretera sector IV, 1 04745- La Mojonera (Almeria)
T: +34 950 33 11 37
francesc@gavagrup.com
www.gavagrup.com

 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor